AyunoAlimentación

Cómo hacer ayuno intermitente

El ayuno es uno de los temas que más interés despiertan en lo que se refiere a nutrición y salud. Vamos a ver cómo hacer ayuno intermitente de una manera saludable y segura, cómo conseguir la flexibilidad metabólica necesaria para llevar a cabo esta práctica tan beneficiosa para nuestra salud física, mental y emocional y qué necesitas saber para el antes, el durante y el después.

¿Por qué es tan importante el ayuno?

Debido a la sobre-alimentación actual, el consumo de alimentos procesados y el sedentarismo, estamos sobrepasando nuestra capacidad natural de eliminación de toxinas. Disponemos de mecanismos químicos y físicos para el aprovechamiento de los alimentos y la eliminación de las toxinas. Y contamos con grandes órganos de limpieza, como el intestino, el hígado, el riñón, la piel y los pulmones.

El ayuno facilita el proceso de desintoxicación y depuración del organismo.

Así, podemos expulsar las toxinas:

  • Procedentes del exterior (como los productos químicos del ambiente o la contaminación, tóxicos de los alimentos, el hogar… pesticidas, herbicidas, fungicidas, aditivos, bisfenoles, ftalatos, parabenes, aluminio, plomo…)
  • O del interior del organismo, originadas en el metabolismo (como la urea del metabolismo de las proteínas o los radicales libres de los procesos metabólicos de obtención de energía).

El ayuno facilita el proceso de desintoxicación y depuración del organismo a través de dos mecanismos:

  • Cuando una persona ayuna, no gasta energía en el proceso de digestión y asimilación de nutrientes, y permite que las células y los órganos descansen.
  • Esa energía ahorrada se puede emplear en los procesos de eliminación y depuración: durante el ayuno se eliminan células dañadas, restos celulares, micro-tumoraciones, tejidos enfermos o proteínas alteradas.

Iniciarse en el ayuno de forma segura

No todo el mundo se atreve, quiere o simplemente puede hacer ayuno. Existen una serie de pautas que nos van a facilitar la entrada en la práctica del ayuno, haciendola más amable, llevadera y sobre todo segura.

Limpieza

Semanas 1 y 2. Eliminar por completo los alimentos procesados: envasados, precocinados, refrescos, bollería industrial… Así retiramos de nuestra dieta las grasas trans, los aditivos, los azúcares y los alimentos elaborados a base de almidones. Este primer paso de limpieza es muy importante, tanto desde un punto de vista emocional, pues estamos entrando en un estado mental de limpieza y depuración que nos prepara para ese fín último del ayuno, pero también es impotante desde un punto de vista práctico, porque estos alimentos procesados crean adicción y nos enganchan, dificultando la adaptación al ayuno. Durante estas 2 semanas comeremos exclusivamente comida nataral.

Ceto-adaptación

Semanas 3 y 4. Durante esta fase disminuiremos la cantidad de carbohidratos de nuestra dieta, especialmente de aquellos con elevado índice glucémico (cereales, patata, legumbres…). Durante esta fase de ceto-adaptación, seguremos una dieta low-carb y rica en grasas saludables, que nos aportan una energía estable y sensación de saciedad.

Retraso del desayuno

Semana 5. Iremos retrasando el desayuno paulatinamente cada día. Un consejo muy útil durante esta fase es beber un vaso de agua según nos levantamos, que por un lado corta la sensación de hambre, por otro tiene el efecto psicológico de tranquilizarnos y disminuir nuestra necesidad emocional de comer y además nos hidrata.

Ayuno 12/12 o circadiano

Semana 6. Durante esta fase concentraremos todas las ingestas, el desayuno, la comida y la cena, durante esa ventana de 12 horas. Iremos retrasando el desayuno y adelantando paulatinamente la cena hasta conseguir ese ayuno 12/12. Es necesario destacar que durante esta fase no se pueden hacer tentempiés ni tomar snacks entre comidas.

Ayuno 14/10

Semana 7. Tras ese retraso diario de la hora de desayunar, alcanzamos una etapa en la cual ya estamos listos para restringir nuestro horario de comidas a 10 horas diarias, ayunando las otras 14. En esta fase todavía realizaremos 3 ingestas diarias. Para la mayoría de las personas es más fácil saltarse el desayuno que la cena, aunque esta segunda opción también es válida.

Ayuno 16/8

Semana 8. Durante esta fase ayunamos durante 16 horas diarias y restringimos nuestra ventana para alimentarnos a 8 horas. Este ayuno se puede inicialmente practicar durante 3 días alternos a la semana (por ejemplo, lunes, miércoles y viernes). Durante este ayuno 16/8 el número de ingestas diarias se reduce a 2, es decir, el desayuno o la cena desaparecen. A priori es mejor saltarse el desayuno porque nos permite un adecuado equilibrio hormonal y además la cena es, en muchos casos, no solo el momento de una ingesta sino también un momento social, de estar en familia.

La dieta cetogénica o low-carb facilita la práctica del ayuno pues nos aporta flexibilidad metabólica y nos ayuda a controlar el hambre.

Cuando consigas adaptarte a este ritmo de ayuno 16/8 3 días a la semana, que algunas personas consiguen en 1 semana y otras necesitan más tiempo, entonces podrás alcanzar la meta de ayunar todos los días de la semana. Y una vez has alcanzado este punto, cuentas con la flexibilidad metabólica y la capacidad mental necesarias para alcanzar otros objetivos como la dieta del guerrero, la dieta OMAD (comer una vez al día)… o bien continuar con ese ayuno 16/8 en tu vida cotidiana.

Durante la práctica del ayuno intermitente no es necesaria la restricción calórica, sino que realizaremos comidas completas, que nos satisfagan. E intentaremos que esas comidas sean de estilo cetogénico o low-carb, altas en grasas y bajas en carbohidratos para facilitarnos el manejo del hambre y además obtener los máximos beneficios del ayuno.

Una ayuda muy útil durante los ayunos intermitentes son las bebidas acalóricas como el café o el té, o bien el café cetogénico o café con mantequilla.

ayuno intermitente como empezar

Cómo hacer ayuno: el antes

Antes de iniciar un ayuno, debemos tener claro los objetivos y qué tipo de ayuno vamos a llevar a cabo, saber qué nos va a suceder por el camino y con qué herramientas contamos para sortear los obstáculos.

El ayuno es un proceso de auto-cuidado profundo, así que te irá bien organizarte para llevarlo a cabo en días en que puedas estar tranquilo, sin muchas tareas y con tiempo para pasear, leer, meditar… Debemos elegir el tipo de ayuno que más se ajuste a nuestra situación, nuestros gustos y nuestras necesidades individuales.

Es importante saber que durante el ayuno pueden aparecer flemas, boca seca, lengua blanca o amarilla, sudoración con olor fuerte, orina con olor fuerte, dolor de cabeza o debilidad. Son signos de desintoxicación. Si hay una enfermedad, pueden agravarse los síntomas, así que debes ser cuidadoso. Y también puede haber pérdida de peso, sobre todo en los primeros días de ayuno, por eliminación de agua retenida y eliminación de tóxicos.

Debes beber mucha agua para ayudar a tu organismo a eliminar las toxinas y puedes tomar agua con limón, infusiones, caldos de verduras o agua de mar, para reponer las sales minerales necesarias y evitar algunas de las molestias asociadas a los ayunos como los calambres musculares.

Cómo empezar ayuno intermitente

Al dejar de comer pueden aparecer también emociones desagradables u otras que permanecían escondidas, porque comer se relaciona también con el aspecto emocional (comemos cuando nos sentimos tristes, nerviosos, frustrados, enfadados…). Por eso el ayuno también es una buena oportunidad para darte cuenta de cuál es tu relación con la comida. Otro paso más en la toma de conciencia.

Cómo hacer ayuno: el durante

A medida que ayunamos, suceden ajustes y cambios en nuestro interior. Sin darnos cuenta, las células de nuestro organismo ponen en marcha mecanismos de limpieza y comienzan los procesos de renovación de los tejidos, se eliminan virus y bacterias, se destruyen microtumores, se potencian las defensas del sistema inmune, se van aclarando los vaos sanguíneos… De manera silenciosa, las células cambian su combustible.

Durante el ayuno necesitamos recurrir a los almacenes corporales de glucógeno y triglicéridos. Estos almacenes están de manera natural a nuestra disposición como fuentes de energía alternativa, pero en las últimas décadas, debido a la sobreabundancia de alimentos ricos en glucosa de la alimentación actual, nuestra «flexibilidad metabólica», o capacidad de obtener energía de la grasa acumulada, se ha ido atrofiando. Nos hemos olvidado metabólicamente de cómo utilizar las grasas.

Con el ayuno recuperamos esta capacidad de recurrir a una fuente energética (la glucosa) o a otra (la grasa) según lo necesitemos, cambiando con agilidad las herramientas metabólicas hacia la combustión de azúcares o de grasas.

La flexibilidad metabólica nos permite utilizar una fuente de energía (la glucosa) u otra (la grasa) según nuestras necesidades.

Los músculos y el hígado tienen almacenada energía en forma de glucógeno como para unas 24 horas. Una vez agotado este glucógeno, el organismo comienza a descomponer las grasas. Estas grasas están almacenadas en forma de triglicéridos y una vez descompuestas se liberan a la sangre los ácidos grasos. Una parte de estos ácidos grasos son empleados como fuente de calor, y la otra, destinada a producir energía, viajará al hígado donde serán transformados en cuerpos cetónicos. Los cuerpos cetónicos serán usados por las células como combustible, que resulta mucho más eficiente y duradero que la glucosa de los carbohidratos.

Este cambio de combustible sucede el 2º día de ayuno y está asociado a un nivel bajo de insulina, requisito indispensable para que tenga lugar la lipólisis o descomposición de la grasa.

Los triglicéridos que tenemos almacenados están compuestos de un núcleo de glicerol y tres cadenas de ácidos grasos.

como entrar salir ayuno

  • El glicerol, a través de la gluconeogénesis, pasará a convertirse en glucosa para mantener unos niveles mínimos.
  • Los ácidos grasos se transforman en cuerpos cetónicos, que son utilizados como fuente de energía por todas las células, incluidas las nerviosas.

A partir del tercer día de ayuno, dos terceras partes de la energía requerida por el organismo es suministrada por los cuerpos cetónicos.

Si continuamos ayunando, a los 4 o 5 días prácticamente toda la energía necesaria para el metabolismo básico y las distintas funciones vitales es proporcionada por los ácidos grasos y los cuerpos cetónicos.

Los niveles elevados de la hormona de crecimiento GH contribuyen al mantenimiento de la masa muscular y los tejidos magros. Los niveles altos de adrenalina evitan que se frene el metabolismo.

En este punto es importante aclarar que durante el ayuno apenas se consumen proteínas corporales, pues resultan un mal recurso energético (son un elemento estructural muy importante) y además durante su metabolismo se generan muchos residuos.

El estado de hambre

Existe la creencia de que el hambre es un mecanismo de defensa que le indica a nuestro cerebro, cuando nuestro digestivo está vacío, de que debe comer para evitar nuestra muerte. Esto no es del todo cierto. El hambre no es exclusivamente una reacción a la cantidad de comida que hay en nuestro cuerpo. Es también un fenómeno aprendido. Y un estado mental.

Puede entrarnos hambre por muchos motivos: por el olor a comida, por la visión de comida, por un sonido, porque es nuestra hora habitual de comer… El estímulo real o imaginario de la comida despierta el hambre y activa la respuesta digestiva y hormonal en un intento de sincronizar el aparato digestivo y metabólico con la llegada de la comida. Es la llamada fase cefálica de la digestión, y es la responsable de la famosa expresión «comer con los ojos».

El hambre es una señal combinada física, nerviosa y mental. Estudios del ritmo circadiano confirman que existe un reloj biológico de 24 horas para el hambre. En la mayoría de los individuos el hambre es baja a primera hora y suele ser muy intensa a la hora de la cena.

El hambre aparece con bastante fuerza el primer y segundo día de ayuno, alcanzando su punto más alto al final de ese segundo día. A medida que el nivel de cuerpos cetónicos se va incrementando en sangre, el hambre va remitiendo hasta que desaparece.

ayuno intermitente como hacerlo

Cómo hacer ayuno: el después

Es preciso aclarar que en los ayunos cortos y el ayuno intermitente no se precisa de un mecanismo especial para salir del ayuno. Se sale, sencillamente, comiendo. Aclaramos ésto porque es una pregunta muy recurrente.

Lo que es muy conveniente cuando se desea hacer ayunos y obtener sus múltiples beneficios es seguir una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas saludables en los días y momentos del día en los que no se esté ayunando. Esta dieta o forma de alimentarnos potencia nuestra flexibilidad metabólica, estabiliza los niveles de energía y mejora nuestra resistencia a la falta de alimento, además de sus muchos otros beneficios para la salud.

El ayuno y la dieta cetogénica son grandes aliados.

Aquellos con dietas basadas en carbohidratos, y en especial en alimentos de elevado índice glucémico, sufrirán más molestias y les será más difícil sortear el hambre.

En los ayunos largos  la salida debe ser progresiva, reintroduciendo los alimentos de manera lenta y gradual en el siguiente orden:

  • Primero: Frutas, verduras, algas y grasas saludables.
  • Segundo: Cereales y proteína vegetal (legumbres).
  • Tercero: Proteína animal (huevos, pescado, carne de ave y carne roja, en este orden).

En casos excepcionales, puede aparecer el llamado «síndrome de realimentación», que hace referencia a un desequilibrio profundo que puede poner en riesgo la vida y que afecta a personas en estado de desnutrición en los momentos iniciales de la salida tras ayunos superiores a 5 días de duración. Este síndrome se observó por primera vez en los prisioneros de guerra estadounidenses liberados de los campos de concentración japoneses al acabar al Segunda Guerra Mundial.

El ayuno intermitente y la restricción calórica se asocian con la mejora o la prevención de la mayoría de enfermedades inflamatorias y degenerativas crónicas. La dieta cetogénica, que va directamente ligada al ayuno –pues es una imitación metabólica de lo que ocurre en nuestro organismo cuando ayunamos-, está mostrando beneficios potentes en el control de peso, la diabetes, las enfermedades neurodegenerativas, las enfermedades cardiovasculares, la epilepsia y el cáncer. El ayuno como tratamiento complementario a la quimioterapia ha mostrado aumentar los beneficios de ésta y reducir sus efectos secundarios y detener la progresión de algunos tipos de cáncer en animales de experimentación.  Si quieres saber más sobre la dieta cetogénica te lo contamos aquí

Y además el ayuno es una herramienta muy valiosa para el auto-conocimiento: qué relación guardas con la comida, cómo aguantas el ayuno, cómo te sientes si no comes, de qué eres capaz… Y para la superación personal: reconoces el valor de ir más allá de una creencia, aguantas una sensación desagradable, te enfrentas a una emoción que permanecía escondida y ves cómo el cuerpo responde.

Si es de tu interés y te surgen preguntas sobre el ayuno, quizás encuentres tus respuestas en este artículo que hemos preparado, donde respondemos a las dudas más frecuentes. Descubre todas las respuestas sobre el ayuno.

Ver referencias y estudios

1 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30247957 Advising Women Undergoing Treatment for Breast Cancer: A Narrative Review. Lemanne D, Maizes V
2 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30215867 Lysosomes Mediate Benefits of Intermittent Fasting in Cardiometabolic Disease: The Janitor Is the Undercover Boss. Mani K, Javaheri A
3 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30202677 Intermittent Fasting: The Choice for a Healthier Lifestyle. Ganesan K, Habboush Y, Sultan S
4 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30050669 Protein Restriction, Epigenetic Diet, Intermittent Fasting as New Approaches for Preventing Age-associated Diseases. Hanjani NA, Vafa M
5 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29874567 Intermittent Fasting Confers Protection in CNS Autoimmunity by Altering the Gut Microbiota. Cignarella F, Cantoni C
6 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29872062 Intermittent fasting uncovers and rescues cognitive phenotypes in PTEN neuronal haploinsufficient mice. Cabral-Costa JV, Andreotti DZ
7 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29795242 Interventions to promote cardiometabolic health and slow cardiovascular ageing. Fontana L
8 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29781380 Finally, a Regimen to Extend Human Life Expectancy. Larrick JW, Mendelsohn AR
9 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29779873 Short-Term, Intermittent Fasting Induces Long-Lasting Gut Health and TOR-Independent Lifespan Extension. Catterson JH, Khericha M
10 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29754952 Early Time-Restricted Feeding Improves Insulin Sensitivity, Blood Pressure, and Oxidative Stress Even without Weight Loss in Men with Prediabetes. Sutton EF, Beyl R
11 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29753994 Effect of intermittent vs. daily calorie restriction on changes in weight and patient-reported outcomes in people with multiple sclerosis. Fitzgerald KC, Vizthum D
12 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29727683 Fasting Activates Fatty Acid Oxidation to Enhance Intestinal Stem Cell Function during Homeostasis and Aging. Mihaylova MM, Cheng CW
13 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29534545 Intermittent Fasting with or without Exercise Prevents Weight Gain and Improves Lipids in Diet-Induced Obese Mice. Wilson RA, Deasy W
14 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29508693 Intermittent v. continuous energy restriction: differential effects on postprandial glucose and lipid metabolism following matched weight loss in overweight/obese participants. Antoni R, Johnston KL
15 www.annualreviews.org/doi/10.1146/annurev-nutr-071816-064634 Metabolic Effects of Intermittent Fasting. Patterson RE, Sears DD
16 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28241983 Unraveling the metabolic health benefits of fasting related to religious beliefs: A narrative review. Persynaki A, Karras S
17 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28539118 When less may be more: calorie restriction and response to cancer therapy. O’Flanagan CH, Smith LA
18 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29463451 Starvation, Stress Resistance, and Cancer. Buono R, Longo VD
19 www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1865572/ Marwan Maalouf, Patrick G. Sullivan. Ketones inhibit mitochondrial production of reactive oxygen species production following glutamate excitotxicity by increasing NADH oxidation. Neuroscience. 2007 Mar 2; 145(1): 256–264
20 www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4702170/ Takagi, A. et al. Mammalian autophagy is essential for hepatic and renal ketogenesis during starvation. Sci. Rep. 6,18944; doi: 10.1038/srep18944 (2016).

¿Qué te ha parecido este artículo? 

¡Déjanos tu pregunta o tu comentario! Gracias.
¿Quieres compartirlo?

38 comentarios en “Cómo hacer ayuno intermitente

    1. Muchas gracias Nancy por tu comentario. Estos posts nos llevan muchísimo trabajo y es un placer comprobar que lo aprecias. Un abrazo.

  1. Hola, Isabel,
    Debemos entender que durante el ayuno hay que suprimir también los complementos alimenticios?
    Gracias por vuestro esfuerzo., se aprende mucho y nos anima a seguir en la brecha de la alimentación correcta (o casi)

    1. Hola, Elvira. Soy Isabel. Depende de cada situación, como siempre. Se puede (y en casos se deberá) seguir con los complementos alimenticios que se estén tomando. ¡Un abrazo!

    2. Hola de nuevo, Elvira. Hemos respondido en más detalle a tu pregunta en nuestro primer video de preguntas y respuestas Esta en youtube. Gracias de nuevo!

  2. Muchísimas gracias. Está muy bien saber los beneficios reales del ayuno y poder ponerlo en
    práctica con más conciencia. Un abrazo.

  3. Doy gracias a Dios de que todavia hayan personas como tu en el mundo. Das tanta ayuda y en forma desinteresada. Si algún día llego a España definitivamente iré a saludar y a agradecer en persona. Muchísimas gracias por todo. Oscar

    1. Hola, Óscar. Soy Isabel. ¡Muchas gracias por tu comentario! ¡Seguiré en ello! 🙂 Y estaré encantada de conocerte si algún día te acercas por aquí. ¡Un saludo afectuoso!

  4. Hola!
    Gracias por vuestra aportación. Me ha gustado mucho este formato de pregunta respuesta, en 1min.
    Aunque ya se ha pasado el tema, me gustaría saber si es adecuado el ayuno intermitente 16/8 en pre menstruación o durante la menstruación.
    Gracias

  5. Cada video es más interesante que el anterior, más amenos y con la mejor explicación que se puede dar. ¡Enhorabuena!
    Como comentas, el ayuno «despierta» al sistema inmune y nos protege, pero también es cierto que el ayuno produce cierto estrés en el cuerpo. Mi duda es; si estoy realizando regularmente ayuno intermitente 16/8 (unos 5 días a la semana) y me pongo enfermo ¿debo seguir con la misma rutina o es preferible dejar el ayuno durante esos días?
    Gracias, gracias, gracias, gracias!!

  6. Buenos días,
    Muchas gracias por vuestra generosidad en divulgar vuestros conocimientos. Me dais, sobre todo la Doctora, mucha confianza. Mi pregunta es sobre la relación del alcohol y el ayuno. Entiendo que mejor evitarlo, pero en cualquier caso, cuál es la reacción del cuerpo cuando ingieres alcohol después de un ayuno intermitente y qué alcohol es más conveniente en caso de hacerlo. Muchas gracias!

  7. Estáis haciendo un magnífico trabajo. Mil gracias por vuestro esfuerzo. Quería hacer una consulta. Estoy contemplando hacer uno o dos ayunos anuales de 7 días para poner a punto el organismo. En un ayuno de 7 días, ¿se para totalmente el intestino y se deja de hacer deposiciones o tan sólo se disminuye la frecuencia? ¿Es aconsejable ingerir fibra (tipo plantaben) o eso evita que descanse el sistema digestivo? ¿Es aconsejable hacer una limpieza del intestino antes de empezar un ayuno largo?
    Muchas gracias a todo el equipo de Vida Potencial por vuestro trabajo. Un saludo.

    1. Hola, Emilio. Soy Isabel. Muchas gracias por tu mensaje. Me alegro mucho de que te guste el trabajo que estamos desarrollando. El ayuno te va a servir de limpieza intestinal por lo que, en general, no es necesaria una específica antes. El ritmo intestinal durante el ayuno depende de cada persona: en casos de estreñimiento el ayuno ayuda a mejorar las deposiciones, en personas con diarrea se calma y se detiene la frecuencia, por ejemplo, por lo que habrá que ver cómo se desarrolla en ti en particular. Recuerda beber bastante agua y tomar algún caldo de verduras para seguir nutriendo a tu flora intestinal durante los días de ayuno. Y algo importante: ¡en general, y en particular si tienes algún problema de salud, consulta con un profesional antes de iniciarte en el ayuno! Un saludo cordial.

      1. Muchas gracias Isabel. El caldo de verduras, ¿se le puede poner tubérculos o sólo hortalizas? ¿Se le puede poner carlota, nabo, chirivia …. o mejor no? Lo digo por si un caldo con tubérculos pudiera tener bastantes carbohidratos que influyera en el estado de cetosis. Un saludo.

        1. Hola, Emilio. Soy Isabel. ¡Gracias por tu comentario! El objetivo de este caldo de verduras durante el ayuno es mantener nutrida a nuestra flora intestinal con prebióticos procedentes de los vegetales. Si lo que se desea es mantener el estado de cetosis es mejor sin tubérculos, que en general tienen un contenido más elevado en carbohidratos (almidones) que elevarán la glucemia. Pero si se trata de una persona con tendencia a la hipoglucemia, es decir, a las bajadas en los niveles de azúcar en sangre, un caldo elaborado con boniato y chirivía o con cebolla, zanahoria y repollo, por ejemplo, es de gran ayuda para mantener sus niveles equilibrados. ¡Un saludo cordial!

  8. De antemano, muchas gracias Isabel & Jesús por sus aportes científicos y en general de vida potencial !
    Saludos desde Lima, Perú.

  9. Buenos días. Me ha gustado mucho la información que habéis dado y me gustaría saber lo siguiente: en el caso de hacer un ayuno corto de 14-16h cuantos días a la semana y durante cuantas semanas habría que hacerlo? En el caso de elegir uno medio, durante cuánto tiempo sería?
    Muchísimas gracias

    1. Hola Andrea. El ayuno es una herramienta para el control del peso y la pérdida de grasa corporal, por lo que lo más interesante es aprender a utilizarla con sentido común y en el contexto de un estilo de vida saludable. Un ayuno corto de 14-16h (saltarte el desayuno o la cena, por ejemplo) se puede hacer varios días a la semana, incluso todos lo días si a ti te va bien. Si eres nueva en los ayunos es recomendable ir poco a poco, ver como te sientes y como responde tu cuerpo, solo entonces sabrás si puedes hacerlo todos los días o días alternos y durante cuantas semanas. Tenemos otros artículos en el blog donde resolvemos muchas de las dudas sobre los ayunos, te invito a leerlos. Un saludo.

  10. Muchas gracias por su labor divulgativa. Quería preguntar si en un ayuno 16:8 que podría afectar la ingesta del triptofano con melatonina que tomo antes de dormir. Muchas gracias y enhorabuena por su canal !!! Es estupendo. Elena Valls

  11. Hola. Una pregunta, soy mujer y tengo 17 años, no tengo ninguna patología grave y quiero realizar un ayuno largo, ¿podría ocasionarme algún problema? Es que he leído que puede alterar el ciclo menstrual. Gracias de antemano

    1. Hola Minerva. Si no has hecho nunca un ayuno no deberías empezar por uno largo. Empieza por un ayuno intermitente de corta duración y analiza como te sientes y como reacciona tu cuerpo; entonces podrás ir subiendo la duración del mismo. Tenemos un artículo sobre cómo hacer ayuno intermitente y otro sobre preguntas y respuestas del ayuno. Te animo a leerlos y si tienes dudas sobre tu caso particular te aconsejamos que lo consultes con un profesional de la nutrición y la salud. https://www.vidapotencial.com/como-hacer-ayuno-intermitente/ https://www.vidapotencial.com/preguntas-sobre-ayuno/ Un saludo.

  12. Tengo Irc, glomérulo esclerosis focal y segmentaria hace 9 años, no diabetes ni presión alta, si obesidad IMC 30, lipomas, diálisis, ni nada de eso aún, puedo hacer el ayuno intermitente?

  13. Hola quería saber cuánto tiempo podemos estar con dolor de cabeza o dolores de enfermedades que hemos enfrentado? En mí caso fue una artritis reumatoide y llevaba 4 meses sin dolores, he realizado 2 ayunos por semana de ,20 y 24 hs, y voy por mí tercer semana de varios dolores! Gracias

  14. Excelente dra.! Muchísimas gracias por compartir su sabiduría! Sin querer hice varias ocasiones ayunos durante las mañanas, tomando agua tibia con limón y té rojo o verde,solo agua y su limpia el organismo y hasta la piel se ve y siente mejor. Lo volveré hacer y agregarle el caldo de verduras,veo que puede ser de repollo, zanahoria y cebolla dice en un comentario,algo más que se le pueda agregar a este caldo? Perejil, albahaca o algo más de verduras?
    Agradezco su atención!
    Saludos y bendiciones!
    Desde Monterrey NL México 👍
    Edith

    1. Hola Edith. El caldo de verduras es recomendable en ayunos de 24h en adelante para mantener la hidratación y nutrir la flora intestinal, y siempre con verduras de bajo índice glucémico. Un saludo.

  15. me parece que el articulo afirma demasiadas cosas con bastante ligereza, no veo ningún link a estudios clinicos que apoyen dichas afirmaciones.
    hay una parte del articulo que indica tomar agua de mar, creo que esto deveria ser corregido o por lo menos advertir del peligro de beber agua de mar que incluso puede causar la muerte.

  16. Saludos doctora. Soy José Osvaldo, pastor de una congregación en Puerto Rico que ayunamos todos los años tres días o más y llevamos más de 30 años practicándolo y nos ha sido de gran bendición tanto en lo físico como en lo espiritual, porque en adición a la dieta vegana, previene las enfermedades y más ahora que hay tantas epidemias y plagas en el mundo. La felicito por toda la información brindada y recomendamos el ayuno a todo el que quiera sentirse limpio, sano y saludable. Muchas gracias.

  17. Saludos amigos de Vida Potencial.
    Al igual que pregunta Elizaheth de la O me gustaria ahondar en el ayuno en la ERC e IRC, yo soy un Deportista de alto rendimimiento eh tenido sintomas renales hace ya unos 7 años, recientemente me senti mal y mis estudios salieron alterados con una probable ERC I, aun me estan diagnosticando, mientras mi cuerpo y salud me lo peemita me gustaria seguir en buena forma y compitiendo ya que es a lo que me dedico, eh practicado ayuno intermitente, hace 6 meses, podria servir el ayuno intermitente para disminuir el consumo de proteina y a su vez preservar la función renal lo más posible, que cantidad, gramos por kilogramos de peso, seria adecuada y por ejemplo consumir proteunas los dias de entrenamientos con cargas y los días de entrenamiento tecnico, ( mas ligero) consumir solo grasas o realizar ayuno, puedo decir que para este punto estoy muy adaptado al ayuno intermitente pues realizado ejercicio fisico intenso durante 4 horas estando en unas 15 horas de ayuno sin problema. Por lo que podria realizar ayunos un dia si y uno no, ¿es posible? mi objetivo es no perder masa muscular, preservar mi rendimieno deportivo y mi función renal lo más posible.
    Saludos y gracias por todo.

  18. Buenos días y felicidades por tu trabajo:
    Hay una cosa que no me queda clara y es que comentas en los ayunos largos que es conveniente preparar la despensa por si se necesita algo de verdura, infusiones o batidos vegetales, hago ayunos hace años normalmente de entre 10 a 14 días, justamente hoy llevo 1 semana de ayuno y lo único que tomo es agua e infusiones de manzanilla biológica o té verde, entiendo que si se consume verduras o batidos ya dejaría de ser un ayuno ¿o consideras que es necesario hacerlo como comentas por algún motivo?
    Aprovecho la ocasión para comentarte que seria interesante si alguna vez pudieras comentar las propiedades del té verde o no se si ya lo habrás hecho porque soy nuevo en tu canal.

    Un cordial saludo
    Muchas gracias

  19. Hola! Yo hice la desintoxicación 16/8 el 23 de diciembre y el 26 de diciembre y fue «espeluznante» ver cómo mi cuerpo eliminaba todo lo que no le servía. Particularmente, no puedo realizar ayunos muy prolongados porque sufro de migrañas, pero haciendo bién la tarea, es muy agradable la sensación de bienestar que se llega a experimentar. Saludos!

Deja una respuesta

Responsable del fichero: ECommerce SDR SLU. Finalidad: Moderar comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Conservación: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado. Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Derechos: El interesado puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir sus datos enviando un email a datos@vidapotencial.com. Más info en nuestra Política de Privacidad