Todos los artículosAlimentación

Solanáceas: tomate, pimiento, berenjena, patata… ¿son malas?

Las plantas solanáceas, extendidas por todo el mundo, constituyen el alimento básico de muchas culturas por su riqueza nutricional. Sin embargo, recientemente se las acusa de ser perjudiciales para la salud e incluso contraindicadas en personas que sufren enfermedades autoinmunes o inflamación crónica.

Cuáles son las plantas solanáceas

Las plantas solanáceas constituyen una familia de hasta 2.000 especies, aunque solo una pequeña fracción son comestibles. Además del pimiento, el tomate, la berenjena y la patata, también son miembros de esta familia los chiles y algunas plantas medicinales como la belladona, el estramonio o la mandrágora e incluso ornamentales como la petunia. Aunque comúnmente nos referimos a las solanáceas de nuestra cocina como verduras, muchas de ellas son en realidad frutas como los tomates, los pimientos o las berenjenas.

Las plantas solanáceas constituyen un grupo diverso de especies comestibles, como la patata, el tomate o la berenjena; ornamentales, como la petunia; e incluso medicinales como la belladona.

Estas plantas se caracterizan por producir, consecuencia de su metabolismo, alcaloides con potentes efectos fisiológicos en los animales como la escopolamina, la atropina, la nicotina y la solanina.

¿Sabéis por qué debemos evitar comer las pepitas de los pimientos? O ¿por qué hay que retirar el tomate de la dieta de una persona con artritis reumatoide? Algunas plantas solanáceas contienen una sustancia tóxica para insectos, animales y personas llamada solanina, de sabor amargo, que compone el sistema defensivo de la planta y que se localiza en las hojas, los frutos y los tubérculos.  

Lista de verduras solanáceas

Las principales verduras solanáceas comestibles serían:

  • Tomate
  • Patata
  • Berenjena
  • Pimiento (morrones, jalapeños, habaneros, de campana, pimienta de cayena, pimentón…)
  • Bayas de Goji
  • Alquequenje o tomatillo

lista verduras solanaceas

Qué es la solanina

La solanina es un alcaloide presente en algunas plantas solanáceas, mayoritariamente en las hojas, los frutos y los tubérculos. Es una sustancia de sabor amargo con propiedades pesticidas, y constituiría el sistema defensivo de la planta frente a insectos y otros animales.

No está claro cómo actúa la solanina en nuestro organismo, y existen dos hipótesis propuestas.

  • La primera teoría postula que la solanina inhibiría una sustancia llamada acetilcolinesterasa, la enzima responsable de degradar un neurotransmisor o mensajero del sistema nervioso llamado acetilcolina. Al inhibir la acetilcolinesterasa se produce un aumento de la concentración de acetilcolina que a su vez conduce a alteraciones a nivel del sistema nervioso y de la regulación del equilibrio de los líquidos del organismo.
  • La segunda hipótesis propone que interaccionaría con la membrana de la mitocondria, esa fábrica de energía de la célula, produciendo tal alteración que acabaría desencadenando la muerte celular.

Efectos tóxicos de la solanina en el organismo

Sin tener muy claro cuál es el mecanismo de acción, lo que sí sabemos es que la solanina tiene efectos tóxicos en el organismo y que puede producir alteraciones a nivel del sistema nervioso, como confusión, incoordinación motora, incluso convulsiones  u opistótonos, que son contracciones generales de todo el organismo; alteraciones del aparato digestivo, como nauseas, vómitos, dolor abdominal, hinchazón, diarrea y/o estreñimiento; a largo plazo puede producir una inflamación general del organismo por disrupción de las membranas celulares en la mucosa del tubo digestivo, base de numerosas enfermedades crónicas de hoy en día; esta irritación de las membranas celulares también produce una afectación a nivel de los túbulos  renales que acaba repercutiendo en el equilibrio de los minerales del organismo y a largo plazo favorecer las alteraciones articulares o de los huesos como la osteoporosis.

Síntomas de intoxicación por solanina incluyen alteraciones nerviosas y gastrointestinales, inflamación generalizada y afectaciones a nivel renal.

Hay distintos cuadros clínicos de afectación por la ingestión de solanáceas:

  • Cuadro de intoxicación aguda.  En los humanos es muy poco frecuente por la manera que consumimos estos alimentos. Sin embargo si puede ocurrir en los animales al ingerir las solanáceas crudas y sin pelar.
  • Cuadro subclínico. Menos grave.
  • Cuadro de afectación crónica sin síntomas muy aparentes.  Es la forma de presentación más frecuente en las personas. Se produce una inflamación que no da la cara a corto plazo pero que acaba desencadenando una enfermedad importante o bien ocasiona alteraciones gastrointestinales, como hinchazón abdominal, distensión y estreñimiento.
  • Se han descrito también alteraciones en la formación del feto durante el embarazo. En mujeres embarazadas con una alta ingesta de solanáceas puede favorecer el desarrollo de malformaciones fetales o aumentar la prevalencia de espina bífida en el recién nacido.

riesgo solanacea tomate

Como ya hemos mencionado, en los seres humanos los signos de intoxicación asociados a las solanáceas no suelen ser graves, sobre todo a corto plazo, ya que la concentración de solanina en los alimentos de uso común es baja y se reduce aún más durante su manipulación para el cocinado.

Cómo reducir el efecto tóxico de las solanáceas

A continuación vamos a exponer unos consejos prácticos para reducir el riesgo de ingestión de solanina, es decir, cómo utilizar estas verduras en nuestra cocina de manera saludable:

  • Reducir el consumo de solanáceas en personas que tengan algún tipo de enfermedad inflamatoria aguda o crónica, enfermedades óseas o articulares, insuficiencia renal, mujeres embarazadas, personas con trastornos neurológicos o enfermedades neurodegenerativas  o incluso aquellas con problemas cardíacos, pues se ha visto que la solanina también favorece algunas alteraciones cardíacas.
  • Consumir las solanáceas cuando estén bien maduras, pues las concentraciones de solanina van disminuyendo según se produce la maduración. Esto es especialmente importante en el caso del tomate.
  • Pelar las solanáceas, especialmente las patatas y berenjenas, porque la solanina se encuentra en la piel e inmediatamente por debajo.

La solanina y las patatas

La intoxicación por la solanina presente en las patatas o papas depende de la variedad, pero está relacionado especialmente con su almacenamiento. Cuando las patatas se exponen a la luz solar se incrementa sustancialmente la producción de solanina. Aquellas patatas con brotes o de color verde por aumento de la clorofila debido a la acción de la luz deberían ser descartadas. La síntesis de solanina en las patatas también se estimula con los daños físicos como los cortes y las magulladuras e incluso por un almacenamiento demasiado largo.

Como ya hemos dicho, la concentración de solanina en estos alimentos  no es muy alta, ni tampoco tiene un efecto tan nocivo como otros alcaloides como la nicotina, por ejemplo, pero debemos tener en cuenta que estas verduras están muy presentes en la cocina occidental. Una gran parte de la población consume tomate, patata, pimiento y berenjena a diario, incluso varias veces al día. Es en estos casos cuando debemos tener cuidado y poner en práctica estos consejos para minimizar el consumo de solanina.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Déjanos tu pregunta o tu comentario! Gracias
¿Quieres compartirlo?

13 comentarios en “Solanáceas: tomate, pimiento, berenjena, patata… ¿son malas?

  1. Felicitaciones por su blog y vídeos tan Informativos y de calidad.
    Quisiera saber si la batata pertenece también al grupo de las solanáceas
    Gracia

    1. Muchas gracias
      Me podría informar las Solanáceas ¿para usted pueden alterar y llegar a tener un intestino permeable?. ¿Cómo puedo encontrar lista serias de alimentos prejudiciales al intestino permeable? Y ¿lista de alimentos, plantas, minerales que pueden ayudar a su reparación…?.
      Muchas gracias por vuestro testimonió.

    1. Hola Dolores. No, los pepinos pertenecen a la familia de las cucurbitáceas, al igual que el melón, la sandía o la calabaza. ¡Un saludo!

  2. Excelente información Dra. Muchas gracias por compartirla.
    Los chiles pertenecen a la familia de solanaceas o solo los pimientos?

  3. Hola. La fruta silvestre camambú que pertenece a esta familia ¿cuánto se debería consumir para que sea perjudicial? Gracias

  4. Gracias, viendo YouTube me informé de la existencia y lo que me pueden producir los vegetales solanáceas y ahora me lo recuerdas nuevamente. Reconozco que no he modificado nada en mi dieta, porque son cosas que como mucho, pero creo que llegó la hora de hacerlo, ya que tengo S. de Sjogren. Agradecida, Doctora.

Deja una respuesta

Responsable del fichero: ECommerce SDR SLU. Finalidad: Moderar comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Conservación: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado. Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Derechos: El interesado puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir sus datos enviando un email a datos@vidapotencial.com. Más info en nuestra Política de Privacidad