AyunoAlimentaciónHábitos de vida

Quién NO debe hacer ayuno

El ayuno está de moda. Desde famosos del cine y la música hasta personajes públicos de la cultura o el deporte alaban las maravillas de esta práctica. Pero antes de lanzarse al ayuno más o menos largo, es importante saber que no todo el mundo puede o debe hacerlo.

El ser humano ha evolucionado ayunando por períodos cortos sin sufrir efectos nocivos para la salud. En cada comida ingerimos más energía de la que vamos a gastar de manera inmediata, y nuestro organismo almacena esta energía para tenerla a disposición más adelante.

La hormona implicada en el depósito de energía es la insulina, que inicialmente acumulará glucógeno, y una vez lleno este depósito, pasará a acumular grasa. Cuando ayunamos, el proceso es al contrario, e inicialmente usamos la energía almacenada en forma de glucógeno para finalmente recurrir a los depósitos de grasa. Existen varias grupos demográficos en los que el ayuno no está recomendado, o bien porque sus necesidades nutricionales son demasiado elevadas, o bien porque sus reservas grasas se encuentran comprometidas.

Personas con bajo peso corporal

El ayuno en general, y específicamente los ayunos largos, están desaconsejados en personas con un Índice de Masa Corporal inferior a 20.

El Índice de Masa Corporal, o IMC, relaciona el peso con la altura a través de esta fórmula:

calcular indice masa corporal

 

Con este valor, es posible hacerse una idea del estado físico de una persona, pues no es lo mismo pesar 80 kilos midiendo 1,80 metros que ese mismo peso en una persona de 1,60 metros.

Podemos segmentar cuatro grupos principales de personas según su IMC:

      • BAJO PESO CORPORAL: IMC < 18,5
      • NORMOPESO: 18,5 < IMC < 25
      • SOBREPESO: 25 < IMC < 30
      • OBESIDAD: IMC > 30

Aquellas personas con IMC inferior a 20 no deberían hacer ayunos largos, ni tampoco aquellas con porcentajes de grasa corporal bajos porque no disponen de suficientes reservas.

Cuando la grasa corporal cae por debajo del 4%, el organismo entra en un estado de emergencia en el que se ve obligado a usar sus propias proteínas tisulares para obtener energía. Esta misma razón se aplica a los enfermos de cáncer en fases avanzadas y que se encuentran en estado de caquexia. Aunque estas personas podrían beneficiarse de los efectos positivos del ayuno, que detiene el crecimiento tumoral, aumenta la eficacia del tratamiento y reduce los efectos secundarios de la quimioterapia, el compromiso vital que supone su grave estado caquéctico ha consensuado entre los profesionales médicos la decisión de que estos enfermos no deberían hacer ayunos.

Aunque los enfermos de cáncer podrían beneficiarse con la práctica del ayuno, es necesario valorar si su estado nutricional lo permite.

Tampoco deberían hacer ayuno las personas que sufren de anorexia nerviosa, pues se teme que el ayuno podría exacerbar las manifestaciones de la enfermedad.

Niños y adolescentes

En los menores de edad el riesgo de desnutrición durante el ayuno es inaceptablemente alto por la elevada demanda de nutrientes en la que se encuentran. Tanto los niños como los adolescentes tienen grandes necesidades tanto calóricas como nutritivas que les permiten hacer frente a su formación y desarrollo. En estos períodos, por tanto, no es nada recomendable restringir esos aportes de alimentos.

Mujeres embarazadas

El ayuno durante el embarazo puede comprometer el correcto aporte de nutrientes al feto y con ello su óptimo  desarrollo. Como ocurre durante la infancia y la adolescencia, la gestación es un período de máxima demanda de nutrientes. El correcto desarrollo del futuro bebé requiere garantizar el suministro de todos los componentes esenciales implicados en la formación, el crecimiento y la maduración de los distintos órganos.

Mujeres en período de lactancia

Cuando el bebé está lactando necesita el aporte de todos los nutrientes necesarios que le permiten seguir formándose, creciendo y desarrollándose; y para la mujer es un periodo de una gran demanda energética, por lo que mientras se esté amamantando no es recomendable la práctica del ayuno.

Quién debe consultar con su médico antes de empezar a ayunar

Hemos visto las personas que no deben hacer ayuno, y ahora vamos a ver aquellos casos en los que el ayuno es factible siempre y cuando se realice bajo supervisión médica.

Diabéticos

Tanto las personas con diabetes tipo I como II deben ser cuidadosos con los cambios en los hábitos alimenticios. Ser precavidos en el ayuno es doblemente importante si tomas medicación para regular los niveles de glucemia. Si se reduce la cantidad de comida que se ingiere pero se mantiene la pauta de tratamiento puede producirse una crisis hipoglucémica.

El ayuno es una potentísima herramienta en el manejo de la diabetes tipo II, pero es importante un estrecho seguimiento médico.

En el caso de la diabetes tipo I es preferible evitar los ayuno dada la presencia muchas veces de estados metabólicos deficientes. Sin embargo, para el caso de la diabetes tipo II el ayuno puede ser una excelente herramienta para controlar la enfermedad. Es importante recalcar la necesidad de consultar con el médico la intención de ayunar para realizar un correcto seguimiento de la enfermedad y los ajustes en la medicación que sean necesarios dado el caso.

Enfermos de tiroides

Estas personas se pueden beneficiar del ayuno pero tendrán que consultar con su facultativo la necesidad de ajustar la medicación.

Los enfermos de tiroides precisan consultar con su facultativo la necesidad de ajustar la dosis de su medicación por la elevación de la hormona cortisol derivada del ayuno.

El estrés que le supone al organismo el ayuno puede elevar el cortisol en la sangre y así modificar los niveles de hormona estimulante de la tiroides TSH y de hormonas tiroideas. En las personas con alteraciones del funcionamiento de la glándula tiroidea este efecto puede ser más acentuado, por lo que en estos casos están más recomendados las modalidades de ayuno más suaves para no someter al organismo a una carga excesiva de estrés.

Personas con gota

Durante el ayuno pueden elevarse los niveles de ácido úrico en sangre como consecuencia de una disminución de su excreción a través de la orina. Aunque en teoría este aumento sanguíneo podría favorecer el desarrollo de ataques de gota y/o empeorar su situación, lo cierto es que se ha observado en los estudios llevados a cabo que aunque el ácido úrico aumenta en sangre no se desarrolla la enfermedad.

Podemos concluir que las personas con historial de gota toleran el ayuno sin dificultad. No obstante, es importante conocer el riesgo potencial en estos casos y consultar con un médico si se desea iniciarse en la práctica del ayuno y se cuenta con historial de gota o antecedentes familiares.

Cómo empezar a hacer ayuno

Personas que están tomando algún tipo de medicación o suplementación

Aunque la mayoría de los medicamentos y suplementos nutricionales pueden tomarse en ayunas y pueden mantenerse durante un plan de ayuno más o menos largo, en el caso de algunos medicamentos se recomienda su toma con las comidas para evitar problemas de malestar digestivo y/o daño a la pared gastrointestinal. Ejemplos de este efecto protector de los alimentos con respecto de los medicamentos lo tenemos en la aspirina, la metformina, el hierro o los suplementos con magnesio.

Individuos con reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico o acidez gástrica está causada por el daño que provoca el ácido estomacal cuando entra en contacto con el esófago o la garganta por una incompetencia del cardias (la válvula entre el esófago y el estómago que impide el retorno). En ayunas, a falta de alimento que neutralice los jugos del estómago, los síntomas de ardor, acidez o quemazón propios de esta enfermedad pueden empeorar.

Curiosamente, en ocasiones ocurre lo contrario, disminuyendo el malestar durante el ayuno pues la comida es la principal señal que activa la producción de ácidos gástricos y por lo tanto durante el ayuno la sintomatología mejora.  Otro aspecto beneficioso del ayuno para las personas que padecen esta enfermedad es la pérdida de peso, especialmente de grasa abdominal, que acompaña habitualmente al ayuno.

Aunque el ayuno ha demostrado ser muy beneficioso en muchos aspectos de nuestra salud, a veces necesitamos valorar si nuestro estado vital o nuestras circunstancias nos permiten su práctica. Ante la duda, consulta siempre con tu médico.

Recuerda que toda la información publicada en esta web es a título meramente informativo y no sustituye la consulta con un profesional especialista. Nunca debería ser aplicada sin la supervisión de un médico o profesional de la salud. Porque cada persona es distinta, nunca lleves a cabo cambios nutricionales, de hábitos de vida o de ejercicio físico sin consultar previamente con tu médico.

¿Qué te ha parecido este artículo? 
Déjanos tu comentario. Gracias.
Ayúdanos a compartir el conocimiento.

10 comentarios en “Quién NO debe hacer ayuno

  1. Tengo reflujo silencioso, es decir, que no tengo ardor, ni acidez, sino que mis síntomas son carraspera y flema por la mañana. ¿Podría hacer ayuno intermitente quitando la cena para así evitar las molestias que me causa el reflujo? O sería peor? Lo llevo probando unos días y no veo que mis síntomas mejoren.

      1. Hola tengo hipotiroidismo,estoy ajustando medicacion pues pase a hiper,con la dieta ceto tenía 8 ensangrentados y me encontré mal,no duermo,ansiedad y depresión,que me recomienda?

        1. Hola Rosa. Ante una situación como la que presentas deberías consultarlo con tu médico especialista para que analice tu caso y con un conocimiento profundo te proporcione la mejor atención. Un saludo.

  2. Hola!!! Gracias por compartir sus conocimientos con TANTA CLARIDAD. Tengo un macroadenoma hipofisiario por segunda vez, el cual afecta mis niveles de TSH y Cortisol (muy bajos) y la prolactina (alta). Con esta condición puedo hacer ayuno intermitente? Agradezco su amable ayuda!! Bendiciones!!!

    1. Hola Hazel. Deberá ser tu médico especialista que conoce en profundidad tu caso quién te indique si puedes o no hacerlo. Cuídate.

  3. HOLA BUEN DIA ES CONVENIENTE HACER AYUNO 16/8 SOY DEPORTISTA DE AEROBICOS 2 HORAS DIARIAS CON UN ESTILO DE VIDA PALEO PESO 66 KILOS Y MIDO 1.74 MTS. GRACIAS

    1. Hola Claudio. En el artículo está indicado quién no debe hacer ayuno. Si tu no perteneces a ningún grupo de los indicados, hacer o no ayuno es una decisión muy personal y que depende de tus objetivos de salud y de estilo de vida. Nosotros no podemos decirte si debes hacerlo o no. Un saludo.

  4. Hola!! Buenos dias!!! Los sigo hace tiempo… muchísimas gracias por todo lo aprendido!! Quiero saber si un ayuno de 16 se considera largo…

    1. Hola Pia. No, un ayuno de 16 horas es ayuno intermitente. A partir de 36 horas se empiezan a considerar ayunos prolongados. Un saludo.

Deja una respuesta

Responsable del fichero: ECommerce SDR SLU. Finalidad: Moderar comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Conservación: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado. Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Derechos: El interesado puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir sus datos enviando un email a datos@vidapotencial.com. Más info en nuestra Política de Privacidad