AlimentaciónDieta AntiinflamatoriaNutriciónSaludTodos los artículos

4 alimentos prohibidos en la dieta antiinflamatoria

Basado en evidencia científica

Existen una serie de alimentos prohibidos en la dieta antiinflamatoria, cuyo consumo se debería evitar.

Uno de los grandes avances médicos de los últimos veinte años ha sido el descubrimiento de la importancia de la inflamación subclínica en la mayoría de las enfermedades crónicas.

A día de hoy, las enfermedades inflamatorias crónicas suponen la causa más importante de muerte. Más del 50% de la mortalidad en el mundo moderno está relacionada con la inflamación: las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes…

Qué es la inflamación crónica

La inflamación es un proceso creado durante la evolución, un mecanismo de defensa de nuestro organismo que se inicia con un daño concreto (químico, mecánico o microbiano) y que está diseñado para eliminar la fuente del daño.

Sin embargo, un exceso de señal inflamatoria o un fallo en los mecanismos antiinflamatorios conducen a la inflamación crónica. En una sola frase, podríamos decir que, con el tiempo, la inflamación, diseñada para protegernos, daña las células saludables.

Sin inflamación no podríamos recuperarnos de afecciones habituales. Pero cuando nuestro sistema inmunitario falla y la inflamación se prolonga en el tiempo se vuelve crónica y favorece la aparición de enfermedades.

Causas de la inflamación crónica

Existen una serie de factores involucrados en el origen de la inflamación crónica:

  • Obesidad: Aunque durante mucho tiempo ha sido considerado un mero tejido de depósito, recientemente se ha visto que el tejido adiposo es un órgano endocrino capaz de producir citoquinas inductoras de respuesta inflamatoria, especialmente la grasa abdominal. Así, a mayor grado de sobrepeso u obesidad, mayor grado de inflamación crónica.
  • Sedentarismo: La falta de ejercicio físico es uno de los principales factores no dietéticos proinflamatorios.
  • Envejecimiento: Con la edad se va acumulando el daño oxidativo y la disfunción mitocondrial, que a su vez desajustan el sistema inmune.
  • Estrés crónico: Un aumento sostenido de la hormona del estrés, el cortisol, debilita el organismo.
  • Sueño y ritmo circadiano alterado.
  • Infecciones crónicas: Enfermedades como la Hepatitis C o la enfermedad de Lyme.
  • Exposición a toxinas y algunos medicamentos: Contaminación, productos químicos, tabaco…
  • Disbiosis: Alteraciones en la microbiota intestinal.
  • Dieta: Existen alimentos antiinflamatorios, capaces de disminuir nuestra respuesta inflamatoria, pero también existen alimentos que provocan, agravan o mantienen el proceso inflamatorio y son alimentos prohibidos en la dieta antiinflamatoria.

Alimentos a evitar en la dieta antiinflamatoria

Existen una serie de alimentos que promueven la actividad inflamatoria y que debemos reducir si queremos controlar nuestros niveles de inflamación crónica.

Bollería industrial

Sabemos que la bollería industrial está apetitosa, es conveniente y resulta barata. Pero son estas 3 características las que la convierten en un alimento peligroso.

La mayoría de la bollería industrial está elaborada con grandes cantidades de azúcares y/o edulcorantes, grasas vegetales de mala calidad, grasas trans, multitud de colorantes (sí, ese donut rosa), conservantes y aditivos varios. Además, su contenido calórico es elevadísimo para una concentración nutricional realmente pobre.

La categoría de bollería industrial incluye alimentos que, aunque populares, sí que están considerados poco saludables, como pueden ser los donuts. Pero también engloba alimentos que muchos siguen considerando saludables, como las tortitas de arroz, los cereales del desayuno, las galletas María…

Aceites de semillas refinados

Nos referimos al aceite de girasol, soja, canola, maíz… y por supuesto todas sus margarinas.

Estos aceites se obtienen tras largos procesos químicos y físicos de transformación para poder extraer el aceite contenido en estas semillas. Incluso al final del proceso existe una fase de desodorización con el objetivo de convertir el aceite en un producto aceptable por el consumidor.

Los aceites de semillas refinados son ricos en ácidos grasos poliinsaturados, principalmente ácido linoleico, relacionados con la enfermedad cardiovascular. Además, su elevado contenido en ácidos grasos omega 6 desequilibra el ratio omega6-omega3, con efectos proinflamatorios.

Tenemos un artículo sobre los peligros de los aceites de semillas refinados.

Embutidos y procesados cárnicos

Como en el caso de la bollería industrial, este tipo de productos que incluye salchichas, chorizos, bacon, fiambres, jamón de York… son muy pro-inflamatorios.

Según el American Institute for Cancer Research, se entiende por carne procesada aquella que ha sido sometida a procesos destinados a alargar su conservación, como puede ser el ahumado, el curado, el salado o la adición de conservantes químicos.

Estos productos cárnicos son ricos en ácidos grasos saturados que se han enranciado y grasas trans, ambos muy pro-inflamatorios. Además, suelen incluir otros elementos también muy inflamatorios como jarabe de maíz alto en fructosa, nitritos, sulfitos y polifosfatos.

Dieta antiinflamatoria alimentos evitar

Harina de trigo

La harina de trigo es rica en gluten, que presenta mimetismo antigénico, es decir, que guarda un gran parecido molecular con algunas estructuras de nuestro organismo. Esta similitud es la causa de reacciones cruzadas del sistema inmune.

El gluten es un conjunto de proteínas presentes en el trigo y otros cereales que, aunque tiene poco valor nutritivo, otorga a la harina unas propiedades viscoelásticas necesarias en los productos de panadería. Es lo que confiere a ciertos cereales su panificabilidad.

La manipulación genética que se ha ejercido sobre el trigo en los últimos años ha hecho que su contenido en gluten haya aumentado exponencialmente, lo que explicaría la explosión sin precedentes de los diagnósticos de celiaquía de los últimos años.

Las características físicas del gluten lo han convertido en ingrediente esencial en alimentos procesados, comida basura o chatarra y aditivos alimentarios para otorgar viscosidad o volumen.

El gluten aumenta la permeabilidad intestinal en personas celíacas y no celíacas, y se ha relacionado con enfermedades autoinmunes (tiroiditis de Hashimoto, artritis reumatoide…), infecciones crónicas, alergias e incluso cáncer.

Pero no todo el gluten es igualmente perjudicial. El trigo es, con mucho, el cereal que mayor respuesta inflamatoria genera, mientras que los cereales ancestrales como la espelta o el trigo sarraceno son menos inflamatorios.

Tenemos un artículo sobre qué es el gluten y sus efectos en la salud.

La inflamación crónica tiene un papel fundamental en el desarrollo de enfermedades como el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, los trastornos autoinmunes y las enfermedades neurodegenerativas. Es importante diagnosticarla y especialmente prevenirla.

Evitar aquellos alimentos que estimulan nuestro sistema inmune y potencian la respuesta inflamatoria puede ser, además de otras medidas como perder peso o hacer ejercicio físico, un primer paso para mantener nuestra inflamación bajo control.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Conocías los efectos pro-inflamatorios de estos alimentos?

Déjanos un comentario. Gracias.

Todos los productos y contenidos ofrecidos por Vida Potencial (tales como, programas y cursos de nutrición, actividad física y vida saludable, libros, vídeos, artículos, posts, podcast, Vlogs y video-tutoriales) tienen naturaleza meramente informativa y divulgativa y en ningún caso constituye servicio médico o sanitario de ningún tipo ni sustituye la consulta con un médico especialista, por lo que no deben ser aplicados sin la aprobación previa y supervisión de un médico o profesional de la salud especializado, particularmente en casos de personas con patologías, lesiones, limitaciones o anomalías físicas o nutricionales o cualquier otra condición especial. Ninguno de los productos, servicios y contenidos ofrecidos por Vida Potencial pueden servir de consejo médico, diagnóstico, prescripción ni tratamiento de tipo alguno de dolencia, enfermedad o patología.

Ver referencias y estudios

1. Anti-inflamatory diets and fatigue. Hab U. et al. German Institute of Human Nutrition Potsdam-Rehbrücke, Nuthetal, Alemania.
2. Diet and nutritional factors in inflammatory bowel diseases. Owczarek D. et al. Jagiellonian University Medical College, Cracovia, Polonia.
3. Anti-inflammatory diets. Barry S. Inflammation Research Foundation, Marblehead, Massachusetts, EEUU.
4. Health benefits of fermented foods. Sanlier N. et al. Biruni University, Estambul, Turquía.
5. Anti-inflammatory diet in clinical practice: a review. Center for Integrative Medicine, University of Arizona, Tucson, Arizona, EEUU.
6. Functional foods and lifestyle approaches for diabetes prevention and management. Alkhatib A. et al. Dasman Diabetes Institute, Dasman, Kuwait.
7. Yogurt and other fermented foods as sources of health-promoting bacteria. Kok C.R. y Hutkins R. University of Nebraska, Lincoln, Nebraska, EEUU.
8. Exploring the links between diet and inflammation: dairy foods as case studies. Hess J.M. et al. National Dairy Council, Rosemont, Illinois, EEUU.
9. The importance of maintaining a low omega6-omega3 ratio for reducing the risk of autoinmune diseases, asthma and allergies. DiNicolantonio J.J. y O’keefe J. Saint Luke’s Mid America Heart Institute, Kansas city, Missouri, EEUU.
10. The dietary intake of wheat and other cereal grains and their role in inflammation. Punder K. y Pruimboom L. Universidad de Gerona, Girona, España.

Ayúdanos a compartir el conocimiento.

8 comentarios en “4 alimentos prohibidos en la dieta antiinflamatoria

  1. Gracias, Gracias cada día agradezco escucharte y verte, cambiaste mi calidad de vida hace ya 4 años, sin duda un placer encontrar personas como vosotros, que su principal objetivo es ayudar. Saludos Gema

  2. Hola Dra. Belaustegui.
    hace tiempo que descubrí que los pescados como por ejemplo :boquerones, sardinas, merluza,
    llevan en su interior una serie de gusanitos que si los comemos nos producen una serie de enfermedades gastrointestinales, pues bien, mi pregunta es la siguiente: como saber que pescados no los contienen, como limpiar y saber que no los vamos a ingerir .
    Y por último, las sardinas y caballa enlatadas no llevan estos bichitos?
    Muchas Gracias y Enhorabuena por ser tan buena comunicadora, experta y sabia.

    1. Hola Nieves. Suponemos que te refieres al anisakis que puede estar presente en pescados frescos o en conserva. Actualmente las autoridades sanitarias ya han establecido las recomendaciones para inactivar las larvas y que el consumo sea seguro. En España se recomienda la congelación de al menos −20 °C durante 24-48 horas (dependiendo del tipo de consumo y destino del pescado) y cocción a más de 60 °C, durante al menos 2 minutos. Dependiendo de la zona del planeta donde se trate habrá mayor o menor incidencia de este parásito. Un abrazo.

      1. Hola Dra. Belaustegui
        Si, me refiere al anisakis, la verdad es que trabajo en una unidad de endoscopia y este problema aparece constantemente en los pacientes a los que se les practica la Gastroscopia, por eso hace mucho tiempo que no como pescado.
        Entonces tengo el dilema de que carezco de las vitaminas que el pescado aporta
        Muchas Gracias Doctora
        Un saludo cordial

Deja una respuesta

Responsable del fichero: ECommerce SDR SLU. Finalidad: Moderar comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Conservación: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado. Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Derechos: El interesado puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir sus datos enviando un email a datos@vidapotencial.com. Más info en nuestra Política de Privacidad