fbpx
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Carnitina, el quemador de grasa

Basado en evidencia científica

Carnitina, L-carnitina o levocarnitina, son los nombres que recibe la amina esencial encargada de dejar pasar la grasa a las mitocondrias, donde será «quemada» y convertida en energía. Por estos motivos, la quema de grasa y la obtención de energía, la carnitina es un suplemento muy utilizado en el rendimiento deportivo.

Para que pueda producirse esta «quema» de grasa y su consiguiente producción de energía, es preciso que los ácidos grasos atraviesen la membrana mitocondrial interna. Lo que ocurre es que los ácidos grasos de cadena mediana/corta pueden atravesar ellos solos esta membrana, pero los de cadena larga precisan de la amino carnitina para que puedan llegar al interior.

Fue en el año 1905 cuando dos investigadores rusos descubrieron en el tejido muscular de un animal una molécula que resultó ser imprescindible en el metabolismo. A esta molécula la nombraron carnitina, derivado de carnis, carne en latín.

Más adelante se descubrió que la carnitina se presenta en dos formas, D-carnitina y L-carnitina o Levocarnitina, siendo esta última la que está activa en el cuerpo y la que se encuentra en los alimentos.

Funciones de la carnitina

La carnitina cumple tres funciones esenciales en nuestro organismo:

  • Función de transporte de los ácidos grasos de cadena larga a la mitocondria celular. Como ya hemos comentado, estos ácidos no pueden por si mismos atravesar la membrana de la mitocondria y necesita de la carnitina para poder hacerlo. Una vez en la matriz de la mitocondria, estos ácidos son oxidados a través de la β-oxidación, logrando así convertir la grasa en energía para nuestro organismo.
  • Función de transporte de los compuestos tóxicos generados fuera de la mitocondria, evitando así su acumulación.
  • Utilización eficiente del oxígeno para la producción de energía.
La carnitina transporta los ácidos grasos de cadena larga a la mitocondria, transporta los compuesto tóxicos fuera de la mitocondria y hace una utilización eficiente del oxígeno.

Beneficios de la carnitina

Mejora el rendimiento deportivo

Uno de los empleos más buscados cuando se toma suplementación de carnitina es el de la mejora del rendimiento deportivo.
Como ya hemos explicado, la carnitina transporta los ácidos grasos hasta el interior de la mitocondria para ser quemados y convertidos en energía.
Utilizando este suplemento antes de los entrenamientos se ayuda al organismo a lograr esa energía que necesita para rendir más.
El uso eficiente del oxígeno está relacionado con una recuperación más eficiente tras la realización de ejercicio.

Ayuda a perder peso

Debido a la quema de grasa que proporciona esta amina, también es muy común el uso de la carnitina cuando se busca perder peso.
Pero para poder beneficiarnos de este aspecto, es imprescindible acompañar la ingesta de carnitina con una dieta correcta y con ejercicio físico adecuado, uno que utilice la grasa como fuente de energía.

Reduce la fatiga

Una posible consecuencia de unos niveles bajos de carnitina es la continua sensación de cansancio y agotamiento.
En estos casos el consumo «extra» de carnitina puede ayudar a vencer este cansancio.
Es muy interesante la suplementación de L-carnitina en pacientes de cáncer. Es muy común que personas con cáncer sometidas a quimioterapia o a tratamientos con radiación, junto con su estado nutricional deficiente, sientan fatiga. Como ya hemos comentado, unos bajos niveles de carnitina provoca ese agotamiento en el organismo, por lo que habría que comprobar sus niveles y, en caso de ser bajos, entonces es muy interesante la suplementación de carnitina, tanto con alimentos naturales como con suplementos, en estas personas para ayudarles a superar ese cansancio.

Mejoras cognitivas

La carnitina, en particular su forma acetil L-carnitina, aumenta la energía celular, estimulando la obtención de acetil CoA en las mitocondrias. Esta estimulación mejora las funciones cognitivas, las memoria y la concentración.

Beneficios sobre el corazón

La L-carnitina protege al corazón del daño cardíaco producido por la hipertensión, pudiendo ser utilizado como suplemento antihipertensivo, evitando así los efecto secundarios que pueden causar los medicamentos que hay para tratar esta dolencia.
El tratamiento con L-carnitina en pacientes que han experimentado infarto de miocardio, reduce significativamente la mortalidad, las arritmias ventriculares y la angina de pecho.
Carnitina, el quemador de grasa 2

Cuándo tomar carnitina

De forma general y natural, nuestro organismo sintetiza carnitina en el hígado, los riñones y el cerebro a partir de los aminoácidos esenciales lisina y metionina. Por esta razón no suele ser preciso una ingesta, o una suplementación, especial de carnitina.

Pero puede haber situaciones de déficit (o de riesgo de déficit) que exigen una mayor ingesta de L-carnitina:

  • Durante el embarazo puede producirse un aumento de excreción de L-carnitina, lo que supondría un riesgo de deficiencia de esta amina.
  • En ocasiones, es una mutación genética en los transportes de carnitina lo que hace preciso aumentar su ingesta.
  • Enfermedades del hígado o del riñón pueden degenerar en deficiencias de carnitina.
  • Algunos antibióticos pueden reducir la absorción o aumentar su excreción.
  • Si se busca un mayor rendimiento deportivo.

Dónde encontrar carnitina

Carnitina en los alimentos

En todos estos casos en los que se precisa de un aumento de consumo de carnitina, conviene aumentar su ingesta bien con determinados alimentos naturales o bien con suplementación.

Pero no todos los alimentos son fuentes de carnitina, ni todos contienen los mismos niveles, por lo que conviene saber con cuáles contamos para ayudarnos:

  • La mayor fuente natural de carnitina es la carne, principalmente la roja, siendo mayor su concentración cuanto más roja sea ésta. Además de en la carne, podemos encontrar altos niveles de carnitina en otros alimentos como las aves, los derivados lácteos y el pescado.
  • En menor cantidad podemos encontrar carnitina también en alimentos de origen vegetal, como los frutos secos; en verduras como la zanahoria y el tomate; en frutas como el melocotón, la pera o el plátano y en cereales.

Alimentos con carnitina

Suplementación de carnitina

A la hora de buscar suplementación de carnitina, debemos buscar la que mayor concentración tenga de L-carnitina, y evitar la que contenga D-carnitina, además de elegirla en función del beneficio que busquemos con su toma.

La carnitina puede presentarse en diferentes formas:

  • L-Carnitina pura: Este es el estado más puro de L-carnitina que podemos encontrar, pues es la suplementación que presenta la máxima concentración de L-carnitina. Su absorción es la más rápida y es la más buscada por atletas.
  • Acetil L-Carnitina: Contiene un 98% de carnitina. Se diferencia de las demás porque es utilizada para mejorar la memoria y agudeza mental.
  • L-Carnitina Tartrato: El contenido de L-carnitina en esta forma es del 68%. Tiene una absorción rápida en el organismo y satura el tejido muscular. Es la forma más común de suplementación de L-carnitina.
  • Propionil L-carnitina: Es una forma más especializada. Su efecto es más anticoagulante que las demás, por lo que su uso se centra en el tratamiento de enfermedades cardíacas y problemas de circulación.
  • L-Carnitina Magnesio Citrato: Esta forma contiene solo un 40% de carnitina, lo que hace de esta la forma más económica.

Paralelamente, existen en el mercado otras suplementaciones que combinan L-carnitina con otros componentes.

La forma más común de tomar suplementación de carnitina es vía oral y podemos encontrarla en diversos formatos: en líquido, en polvo, cápsulas, comprimidos o barritas.

Contraindicaciones

La carnitina es una sustancia natural sintetizada por nuestro propio organismo. Por ello no es común que su consumo produzca efectos secundarios. Éstos suelen estar asociados a dosis diarias elevadas y en caso de sufrir alguno es aconsejable acudir al médico. Los posibles efectos secundarios con un consumo elevado de carnitina son vómitos y náuseas, dolor abdominal y diarrea, mareos, fiebre.

Por otro lado, la L-carnitina puede interactuar con determinados medicamentos, lo que hace que sea preciso consultar con el médico antes de suplementarse.

Así debe prestarse especial cuidado si se están tomando anticoagulantes, como el Sintrom o el Coumadin: L-carnitina podría aumentar sus efectos y aumentar las probabilidades de sangrado. La L-carnitina también interactúa con la hormona tiroidea, disminuyendo su efectividad.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Conocías la carnitina? ¿Te suplementas con ella?

Déjanos un comentario. Gracias.

Todos los productos y contenidos ofrecidos por Vida Potencial (tales como, programas y cursos de nutrición, actividad física y vida saludable, libros, vídeos, artículos, posts, podcast, Vlogs y video-tutoriales) tienen naturaleza meramente informativa y divulgativa y en ningún caso constituye servicio médico o sanitario de ningún tipo ni sustituye la consulta con un médico especialista, por lo que no deben ser aplicados sin la aprobación previa y supervisión de un médico o profesional de la salud especializado, particularmente en casos de personas con patologías, lesiones, limitaciones o anomalías físicas o nutricionales o cualquier otra condición especial. Ninguno de los productos, servicios y contenidos ofrecidos por Vida Potencial pueden servir de consejo médico, diagnóstico, prescripción ni tratamiento de tipo alguno de dolencia, enfermedad o patología.

Ver referencias y estudios

1 Carnitine. National Institutes of Health.
2 The bright and the dark sides of L-carnitine supplementation: a systematic review. Sawicka A.K. et al. Department of Human Physiology, Faculty of Health Sciences, Medical University of Gdansk, Polonia.
3 The Nutraceutical Value of Carnitine and Its Use in Dietary Supplements. Durazzo A. et al. CREA-Research Centre for Food and Nutrition, Rome, Italia.
4 L-Carnitine. Higdon J. et al. Oregon State University, EEUU.
5 Role of carnitine in disease. Flanagan J.L. et al. Institute for Eye Research, Sydney, New South Wales, Australia.
6 Carnitine deficiency disorders in children. Stanley C.A. Division of Endocrinology, The Children’s Hospital of Philadelphia, Philadelphia, EEUU.
7 l-Carnitine and heart disease. Wang Z-Y. et al. Department of Cardiology, China-Japan Union Hospital, Jilin University, China.
8 Chronic oral ingestion of L-carnitine and carbohydrate increases muscle carnitine content and alters muscle fuel metabolism during exercise in humans. Wall B.T. et al. Department of Human Movement Sciences, Maastricht University, Países Bajos.
9 L-carnitine supplementation for the treatment of fatigue and depressed mood in cancer patients with carnitine deficiency: a preliminary analysis. Cruciani R.A. et al. Research Division, Department of Pain Medicine and Palliative Care, Beth Israel Medical Center, New York, EEUU.
10 Acción protectora de la L-carnitina en la cardiopatía y nefropatía hipertensiva. Vázquez Cueto C.M. et al. Universidad de Sevilla, España.

Ayúdanos a compartir el conocimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte…

Programas

Nutrición

Programas

Entrenamiento

Descubre

Test de edad