Todos los artículosSalud

Osteoporosis: causas y síntomas

La osteoporosis es una grave enfermedad que adelgaza y debilita los huesos, que se vuelven frágiles hasta el punto de romperse a la menor presión, como una caída, un golpe o incluso al toser. Aunque afecta tanto a hombres como a mujeres, son estas últimas las que corren mayor riesgo.

Importancia de la osteoporosis

La importancia de la osteoporosis radica en dos razones principales y que van asociadas:

  1. Que es una enfermedad grave que afecta a un gran número de personas y que tiene una repercusión muy importante en la salud, el bienestar e incluso la esperanza de vida.
  2. Que es una enfermedad que tiene una gran capacidad para pasar desapercibida y dar la cara cuando ya las consecuencias pueden ser muy graves.

Por todo ello, es importante saber qué es la osteoporosis, cómo se manifiesta y qué podemos hacer tanto para prevenirla como para tratarla cuando ya se ha desarrollado. Y esto lo haremos a través de los tratamientos convencionales, la alimentación y el estilo de vida (la actividad física y la gestión del estrés).

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es la pérdida de masa ósea, el debilitamiento de los huesos generalmente asociado a la edad, aunque hay también otras causas. La osteoporosis no es solo una pérdida de calcio (la llamada «osteomalacia»), sino de calcio, magnesio, fósforo, zinc, silicio y otros minerales que componen la trama ósea rígida del hueso.

Diferencia entre un hueso sano y uno con osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad que afecta a un número muy elevado de la población sobre todo de edad avanzada. En España, en el año 2000 había en torno a 2.800.000 personas con osteoporosis, sobre todo mujeres, y en 2017 esta cifra alcanzó los 3.500.000 personas. Es un problema de salud que preocupa mucho a las autoridades, por lo que están desarrollando programas importantes para su prevención y detección precoz, para así poner herramientas al alcance de las personas para que puedan evitar los problemas asociados a la enfermedad.

Afecta sobre todo a personas de raza blanca o asiática de edad avanzada y afecta sobre todo a mujeres (hasta 4 veces más mujeres que hombres padecen osteoporosis). Generalmente, afecta a personas de complexión pequeña que tienen una menor densidad ósea de inicio, y también afecta con mayor frecuencia a personas que tienen antecedentes familiares de osteoporosis y fracturas asociadas.

La osteoporosis supone una limitación importante en la salud y la calidad de vida de las personas que la padecen. En muchas ocasiones se manifiesta por primera vez como una fractura, más frecuentemente fractura de cadera, que supone una limitación muy importante no solo a nivel físico sino también a nivel mental, produciendo una merma intelectual y hasta un 20% de mortalidad durante el primer año tras la fractura debido a las complicaciones asociadas. En las mujeres menopáusicas y posmenopáusicas, la osteoporosis y las fracturas asociadas pueden suponer una pérdida de 3 años y medio de vida.

Por todo esto la osteoporosis es un problema de salud muy importante que hay que tener en cuenta.

Causas de la osteoporosis

1. La edad

La osteoporosis es un problema típicamente asociado a la edad por cuatro motivos:

  1. Porque con la edad disminuye la absorción intestinal del calcio.
  2. Porque con la edad disminuye la reabsorción en el riñón del calcio: la recaptación del calcio que se iba a eliminar por la orina.
  3. Porque con la edad disminuye la formación ósea.
  4. Porque con la edad aumenta la destrucción ósea.

En el hueso hay un constante equilibrio entre formación y destrucción de hueso. El hueso es un tejido vivo que vive en un constante equilibrio entre la actividad de las células que fabrican hueso y la actividad de las células que reabsorben o destruyen hueso.

A lo largo de la edad vamos cambiando este equilibrio:

  • Hasta los 25 ó 30 años de edad predomina la formación de hueso frente a la destrucción de hueso, y en torno a esa edad alcanzamos el pico máximo de densidad ósea.
  • Después esta densidad ósea se mantiene durante una década, aproximadamente.
  • A partir de los 40 años empieza a cambiar este equilibrio entre formación y destrucción de manera que se van igualando.
  • A partir de los 50 años de edad predomina la destrucción ósea frente a la formación ósea.

Gráfica de la evolución de la densidad ósea a lo largo de la edad

Por eso con la edad predomina la actividad de las células que destruyen hueso frente a la de las células que forman hueso y es más probable que tengamos osteoporosis o pérdida de densidad ósea.

2. Otros problemas de salud

Existen además otras causas de osteoporosis asociadas con una mala absorción de calcio a nivel intestinal y/o una mayor pérdida de calcio por el riñón, por ejemplo:

  • Por una resección o una cirugía en la que se elimina una parte del intestino.
  • Por inflamación intestinal, como enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.
  • Un fallo del riñón o enfermedades renales que suponen una menor reabsorción del calcio que se iba a eliminar por la orina, algo que también ocurre en la diabetes por el daño renal.
  • El uso excesivo de algunos medicamentos como los corticoesteroides, por ejemplo, porque dificultan la absorción intestinal del calcio y favorecen la eliminación renal del calcio.
  • Uso excesivo de antibióticos porque alteran el equilibrio de la microbiota (la flora intestinal) que tiene entre muchas funciones la de sintetizar la vitamina K, una vitamina esencial para la formación del hueso.

3. Dietas inadecuadas

Las dietas inadecuadas o una incorrecta suplementación pueden ser causa en el desarrollo de osteoporosis, por ejemplo:

  • Durante los periodos de lactancia o en caso de embarazos múltiples, en los que no se ha seguido una dieta adecuada o una suplementación correcta.
  • En dietas excesivamente proteicas, que favorecen la eliminación de calcio a través del riñón.
  • O en el caso de dietas acidificantes, ricas en alimentos procesados, azúcares, harinas refinadas, excesivo consumo de carne roja o refrescos. La acidosis es un problema muy grave para nuestra salud; tanto, que nuestro organismo prefiere sacrificar estructuras importantes con tal de equilibrar el pH interno, y entre estas estructuras están los huesos. En caso de acidosis metabólica, por acumulación de ácidos en nuestro organismo, el cuerpo obtiene sales básicas de fosfato cálcico del hueso. Al solubilizar estas bases, consigue sustancias que al unirse a esos ácidos en exceso los neutralizan en forma de sales neutras. La solubilización de sales básicas de calcio del hueso es uno de los principales sistemas tampón del organismo, o sistemas equilibradores del pH interno.

4. La menopausia

Por último, otra situación muy importante en el desarrollo de la osteoporosis es la menopausia: el componente hormonal. Con la caída de estrógenos y la bajada de progesterona, es decir con la bajada de los niveles de hormonas femeninas en la mujer, se produce una aceleración de la pérdida ósea por destrucción de masa ósea. Es llamativo cómo, antes de la menopausia, las tasas de osteoporosis entre hombres y mujeres son las mismas y, sin embargo, llegada la menopausia, se dispara la incidencia de osteoporosis en las mujeres. Como dato significativo: la tasa de pérdida ósea de un varón puede ser de un 3% a lo largo de 10 años mientras que en la mujer se puede perder ese 3% en tan solo un año. La osteoporosis es un problema muy importante que hay que tener muy en cuenta en las mujeres cuando llegan a la edad de la menopausia.

La osteoporosis es una enfermedad grave, que además pasa desapercibida en muchas ocasiones pero podemos hacer mucho para prevenirla y para tratarla.

 

Libros de salud, nutrición y estilo de vida

 

Síntomas de la osteoporosis

Una de las características de la osteoporosis es su gran habilidad para pasar desapercibida, por eso es muy importante que sepamos cómo se manifiesta.

1. Pérdida de estatura

Uno de los signos típicos de la osteoporosis es que perdemos altura con la edad. Los huesos que más se afectan por este debilitamiento de la trama ósea son los huesos de la columna vertebral y la cadera (el cuello del fémur). En la columna vertebral se producen microfracturas por el debilitamiento de los huesos asociado a la osteoporosis que conllevan con su reparación una pérdida de altura, una compresión de los cuerpos vertebrales, y por eso es típico que con la edad vayamos haciéndonos más bajos. Eso se puede traducir en dolores de tipo óseo, de origen vago o difuso, con molestias a nivel lumbar, sensación de espalda cargada, y otras molestias a las que no les damos más importancia.

2. Aparición de cifosis o joroba

Otro signo característico de la osteoporosis es que aparece una curvatura muy marcada a nivel cervical. La curvatura del cuello es más pronunciada, y aparece lo que en español llamamos chepa o joroba, que es típica de la edad y es un signo claro de osteoporosis. Esto es debido a que ese aplastamiento de los cuerpos vertebrales, del que hablábamos anteriormente, es más pronunciado en la cara anterior (la que mira hacia delante de nuestro cuerpo) que en la cara posterior, de manera que los cuerpos vertebrales se van hundiendo en forma de cuña: levemente por delante más que por detrás, y nos vamos encorvando y mostrando la típica chepa o joroba.

Esquema de la cifosis o joroba provocada por la osteoporosis

 

También puede ocurrir que esas microfracturas cobren una mayor magnitud y se conviertan en fracturas completas que a nivel de los cuerpos vertebrales se denominan aplastamiento vertebral y se asocian con un dolor agudo muy intenso.

3. Fractura de cadera o muñeca

Las fracturas más características de la osteoporosis son las de cadera y las de muñeca. La fractura de cadera es una lesión muy importante porque conlleva no solo la lesión en ese hueso, con el dolor asociado y la limitación funcional que supone, sino que también una merma notable de la capacidad a nivel intelectual y cognitivo, con desorientación, pérdida de memoria, limitación de habilidades, etc.

Además, la fractura de cadera está asociada a unas tasas altas de mortalidad: hasta el 20% de las personas mayores, sobre todo si están en torno a los 70 u 80 años de edad, mueren en el primer año tras una fractura de cadera.

4. Fracturas en otros huesos con un mínimo impacto

En personas con una osteoporosis muy avanzada puede ocurrir que surjan fracturas de otros huesos, como en las costillas por ejemplo, con golpes de mínima intensidad y puede surgir una fractura incluso al doblarse o por toser, y eso es una señal grave y de alerta de que hay una osteoporosis muy pronunciada y que hay que tratar rápidamente.

Diagnóstico de la osteoporosis

Dada la sintomatología de la osteoporosis y puesto que no podemos esperar a que la enfermedad dé la cara en forma de manifestación clínica porque ya vemos lo grave que puede llegar ser, para el diagnóstico de la osteoporosis es muy importante el uso de la densitometría.

La densitometría es una técnica de imagen (una forma mejorada de radiografía) que mide la densidad ósea.

  • Se ha establecido que el diagnóstico de osteoporosis viene dado por una densitometría que tenga un valor por debajo de -2,5 desviaciones estándar (DS), que es una comparación de la densidad ósea del paciente con la de una persona sana de 30 años del mismo sexo y la misma raza. Si al hacer la densitometría el resultado es menos de -2,5 DS, tenemos osteoporosis.
  • Entre -2,5 y -1 DS estamos en un rango de osteopenia (debilitamiento de la masa ósea), pero que no llega todavía al diagnóstico de osteoporosis. Dado que la osteopenia es un precursor de la osteoporosis será conveniente tomar medidas para detener su desarrollo.
  • Y por encima de -1 DS tenemos una masa ósea adecuada y sana para nuestra edad.

La osteoporosis es una enfermedad grave, que además pasa desapercibida en muchas ocasiones, pero podemos hacer mucho para prevenirla y para tratarla.

Prevención y tratamiento de la osteoporosis

Además de los tratamientos convencionales, contamos con herramientas a disposición de todos: la alimentación, la actividad física y el estilo de vida (fundamentalmente, la gestión del estrés). Son los tres pilares en los que debe basarse la prevención y el tratamiento de la osteoporosis. Seguir una alimentación que proteja y fortalezca los huesos, hacer ejercicio físico de forma regular y evitar la elevación constante de hormonas del estrés que dificultan la absorción de calcio en el intestino y favorecen la eliminación de calcio en el riñón serían las tres principales herramientas. Todo esto y mucho más lo hemos desarrollado en otro artículo muy interesante.

Para poder ganar la batalla a esta enfermedad de guante blanco que nos roba salud y años de vida debemos poner todos los medios disponibles: comer bien, movernos y gestionar el efecto negativo del estrés.

¡Protegernos de la osteoporosis está a nuestro alcance!
Ver referencias y estudios

1. Food Composition Tables of Japan and the Nutrient Table/Database. Department of Nutrition, Faculty of Healthcare Sciences, Chiba Prefectural University of Health Sciences.
2. The diagnosis of osteoporosis. Kanis JA, Melton LJ III, Christiansen C, Johnston CC, Khaltaev N.
3. Mortality after all major types of osteoporotic fracture in men and women: An observational study. Center JR, Nguyen TV, Schneider D, Sambrook PN, Eisman JA.
4. Long‐term trends in hip fracture prevalence: The influence of hip fracture incidence and survival.Melton LJ III, Therneau TM, Larson DR.
5. Assessment of fracture risk and its application to screening for postmenopausal osteoporosis : report of a WHO study group.
6. Risk and benefits of estrogen plus progestin in healthy postmenopausal women. Principal results from the Women’s Health Initiative randomized controlled trial. Rossouw JE, Anderson GL, Prentice RL, LaCroix AZ, Koo-perberg C, Stefanick ML, et al; Writing Group for the Women’sHealth Initiative Investigators.
7. Calcium, dairy products, and bone health in children and young adults: a reevaluation of the evidence. Lanou AJ, Berkow SE, Barnard ND.
8. The effects of lifestyle, dietary dairy intake and diabetes on bone density and vertebral deformity prevalence: the EVOS study. Lunt M, Masaryk P, Scheidt-Nave C, Nijs J, Poor G, Pols H, Falch JA, Hammermeister G, Reid DM, Benevolenskaya L, Weber K, Cannata J, O’Neill TW, Felsenberg D, Silman AJ, Reeve J.
9. Effects of exercise on bone mineral density in calcium-replete postmenopausal women with and without hormone replacement therapy. Going S, Lohman T, Houtkooper L, Metcalfe L, Flint-Wagner H, Blew R, Stanford V, Cussler E, Martin J, Teixeira P, Harris M, Milliken L, Figueroa-Galvez A, Weber J.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Déjanos tu comentario! Gracias.
¿Quieres compartirlo?

Un comentario en “Osteoporosis: causas y síntomas

Deja una respuesta

Responsable del fichero: ECommerce SDR SLU. Finalidad: Moderar comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Conservación: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado. Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Derechos: El interesado puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir sus datos enviando un email a datos@vidapotencial.com. Más info en nuestra Política de Privacidad