Todos los artículos

Hinchazón abdominal: causas y soluciones

La hinchazón abdominal es un problema muy común hoy en día y afecta a personas de todo tipo: hombres y mujeres, niños y ancianos, deportistas o sedentarios,… y supone en muchos casos una merma considerable en la calidad de vida. Entender qué es exactamente la hinchazón abdominal y a qué se debe es crucial para poder encontrar la solución.

Qué es la hinchazón abdominal

La hinchazón abdominal es una alteración general que incluye:

  • Sensación de plenitud digestiva o la percepción de estar inflado
  • Incomodidad y malestar o dolor abdominal
  • Gases
  • Distensión abdominal o aumento de la circunferencia abdominal

La hinchazón abdominal no hace distinciones y afecta a un gran número de personas hoy en día, de características diferentes y en distintos momentos vitales. Hombres y mujeres, jóvenes y mayores, gordos, flacos y en su peso ideal, activos y sedentarios… Puede aparecer también en diferentes momentos del día y estar asociada o no a la ingesta de comida.

Es común que la hinchazón abdominal siga un patrón horario y sea leve en las primeras horas del día para irse agudizando después según transcurre la jornada, con un aumento de las molestias hacia el final del día. Por otro lado, aunque puede aparecer en ayunas, en muchos casos la hinchazón abdominal se acentúa típicamente tras la ingesta.

En algunas personas las molestias asociadas a la hinchazón abdominal se presentan de forma puntual tras una comida especialmente difícil de digerir: una comida copiosa, abundante, con gran variedad de alimentos, en la que se bebe mucho vino o cerveza, en la que se come con prisa, o hablando sin parar, riendo…

Causas de hinchazón abdominal

Acumulación de gases

La aparición de esa hinchazón abdominal asociada a una comida guarda relación con una alteración del proceso digestivo a causa de:

  • Exceso de alimento y bebida
  • Alimentos de difícil digestión
  • Mala combinación de alimentos o la inclusión en una misma toma de alimentos que requieren digestiones no del todo compatibles
  • Hiperactivación del sistema nervioso simpático asociada a las comidas sociales: mucha gente alrededor, hablando, riendo, tratando temas importantes… o ante discusiones, disgustos, enfados, noticias desagradables, etc.

Una razón muy frecuente para los gases y la hinchazón abdominal es una mala combinación de alimentos en una misma ingesta como puede ser carne y pescado o carne con pasta.

En estas situaciones el mecanismo subyacente a la hinchazón abdominal es una pobre digestión de los alimentos que produce una acumulación de gas en el tubo digestivo.

La digestión incompleta de alimentos y la acumulación de gases en el intestino tiene que ver no sólo con las comidas copiosas o muy excitantes, sino también con la presencia de algunos factores independientes como ciertas enfermedades o incluso la edad. En estos casos se puede producir una reducción de la producción de ácido clorhídrico o bien un déficit de enzimas digestivas, que ulteriormente conducirá a la aparición de gases por una inadecuada digestión de los alimentos.

Existen otras causas de acumulación de gas en el intestino que conducen a la aparición de hinchazón abdominal:

  • Intolerancia alimentaria como por ejemplo a la lactosa. En este tipo de intolerancia falta la enzima lactasa necesaria para la digestión de la lactosa de los productos lácteos, que se acumula en el intestino y provoca un aumento de gas y malestar debido a la acción de la flora bacteriana residente.
  • Alteración de la flora bacteriana intestinal (disbiosis): un exceso de flora fermentativa lleva a la producción exagerada de gas cuando actúa sobre la fibra alimentaria,
  • Deglución de gas por ansiedad, comer muy rápido, beber bebidas gaseosas (refrescos, cerveza) o mascar chicle.

Hipersensibilidad visceral

En algunas ocasiones el proceso digestivo, la cantidad de alimento o la presencia de gas en el interior del tubo digestivo son normales pero la persona los percibe de manera exagerada.

En estos casos, lo que hay detrás de una hinchazón abdominal es la denominada “hipersensibilidad visceral”, por la que estímulos normales (la presencia de alimento y de gas y los movimientos gastrointestinales) se perciben de manera anómala, causando malestar. La persona es muy sensible a lo que sucede de manera fisiológica en su tubo digestivo y eso le provoca sensación de plenitud, incomodidad, malestar, dolor, etc.

Inflamación de la pared gastrointestinal

Una causa muy común de hinchazón abdominal es la inflamación de la pared del tubo digestivo que se puede producir por:

  • oclusión intestinal (el intestino se obstruye),
  • intestino permeable o “hiperpermeabilidad intestinal”,
  • enfermedad inflamatoria intestinal: colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn.

Cuando un tejido se inflama, se pone rojo, caliente, aumenta de volumen y duele. En el caso de las inflamaciones gastrointestinales lo que aumenta de volumen es la fina pared de un tubo que puede llegar a medir entre 6,5 y 8 metros de longitud alojado en nuestro abdomen, con lo que ese aumento de volumen puede ser muy significativo.

Inflamación de órganos vecinos

Puede ocurrir también que la inflamación no afecte directamente al tubo digestivo sino a algún órgano vecino como una inflamación de la cavidad pélvica por la menstruación, el síndrome premenstrual, la endometriosis o la presencia de quistes ováricos.

El aumento de volumen asociado a la inflamación de los tejidos y órganos adyacentes al tubo digestivo puede provocar una distensión abdominal con o sin otros síntomas asociados. En estos casos, además de cuidar la salud intestinal habrá que tener en cuenta el tratamiento de la causa raíz en el órgano afectado para aliviar el problema de la hinchazón abdominal.

Ocupación de espacio en la cavidad abdominal

También puede ocurrir que el aumento de volumen se deba a la presencia de:

  • Masas o tumores que ocupan espacio: Por ejemplo, los miomas uterinos.
  • Líquido en la cavidad abdominal: Por ejemplo, enfermedad del hígado o enfermedad cardíaca.

causas hinchazon abdominal

Cómo evitar la hinchazón abdominal

El primer paso para mejorar un cuadro de hinchazón abdominal es evitar todo aquello que resulta perjudicial:

  •  Combinaciones desfavorables de alimentos : Por ejemplo la combinación de pasta y carne, pan y carne, legumbre y carne o embutido o fruta de postre. Tenemos un artículo muy completo sobre la combinación de alimentos.
  •  Alimentos que provocan intolerancia : Los más frecuentemente asociados a hinchazón abdominal son el trigo, la leche (lactosa) y la fruta (fructosa). Ante la sospecha de que el cuadro de hinchazón abdominal guarde relación con un proceso de intolerancia alimentaria, sería adecuado hacer una dieta de exclusión.
  •  Alimentos procesados : Frecuentemente los alimentos procesados incluyen ingredientes asociados a intolerancias alimentarias y aditivos irritativos para la mucosa intestinal.
  •  Chicles y caramelos sin azúcar : Suelen contener edulcorantes del grupo de los polioles, sustitutos del azúcar que irritan la mucosa intestinal y favorecen la hinchazón abdominal, las molestias digestivas y las alteraciones del tránsito intestinal (diarrea).
  •  Mascar chicle : Además del inconveniente de los edulcorantes artificiales visto antes, al mascar chicle tragamos aire y se activa la producción de jugos gástricos, que irritarán la mucosa intestinal en ausencia de alimento favoreciendo la inflamación gastrointestinal.
  •  Bebidas gaseosas  (refrescos, cerveza).
  •  Beber mucha cantidad de agua con la comida : Este exceso de bebida bloquea la digestión completa de los alimentos y favorece el daño de la mucosa intestinal.
  •  Bebidas y comidas muy frías  (helados, granizados…): La baja temperatura dificulta la acción de las enzimas digestivas y con ello el proceso adecuado de digestión de los alimentos.

Además de evitar los alimentos perjudiciales, hay que tener en cuenta también las situaciones desfavorables. Debemos recordar lo importante que es comer tranquilamente, con calma, entreteniéndonos en masticar los alimentos… todo eso activa la rama parasimpática de nuestro sistema nervioso, encargada de llevar a cabo una buena digestión. El estrés, el mal humor, las prisas… activan la rama simpática de la alerta, el ataque o la huida y, con ello, bloquean el proceso digestivo.

Cómo hacer una dieta de exclusión

Si tenemos la sospecha de que el problema de la hinchazón abdominal guarda relación con una intolerancia alimentaria, lo mejor es hacer una dieta de exclusión.

Para ello es necesario seguir una pauta muy concreta de alimentación. Comenzaremos eliminando por completo de la dieta el alimento del que sospechamos que somos intolerantes. Tras 2 semanas sin haber ingerido ese alimento, evaluamos cómo nos sentimos.

Si hemos notado mejoría, entonces muy probablemente ese alimento era el causante de nuestras molestias. En este caso, volvemos a incluirlo en nuestra dieta y observamos si el malestar se repite, en cuyo caso ya sabemos que debemos retirarlo definitivamente de nuestra alimentación.

Si tenemos la impresión de que son varios los alimentos a los que somos intolerantes, iremos haciendo una dieta de exclusión para cada uno de ellos de manera independiente.

Cómo hacer dieta antiinflamatoria

Alimentos beneficiosos en la hinchazón abdominal

Al mismo tiempo que eliminamos todo aquello que resulta perjudicial para la hinchazón abdominal, podemos ir incluyendo algunas ayudas positivas:

  • Alimentos naturales:  Verduras, hortalizas, frutas de bajo índice glucémico, carne, pescado, huevos, lácteos de producción ecológica (si no existe intolerancia), semillas, frutos secos…
  • Reducir el consumo de cereales y legumbres caso de que formen parte de nuestra dieta: Con esto moderamos el contenido de fibra, importante para evitar la acción exagerada de bacterias fermentativas productoras de gas.
  • Incluir en las comidas un aperitivo de encurtidos (aceitunas, pepinillos, cebolletas…), crudités o una pequeña ensalada verde aliñada con vinagre y aceite de oliva: Estos elementos activan la producción de jugos gástricos y facilitan las digestiones.
  • Incluir verduras y hortalizas: Así nos garantizamos un buen aporte de enzimas digestivas, esenciales para la digestión, así como elementos prebióticos y probióticos necesarios para el cuidado de nuestras bacterias intestinales.
  • Alimentos como los encurtidos, el chucrut, el miso, el tamari o el vinagre (especialmente el vinagre de manzana): Favorecen la digestión y mejoran el equilibrio de la flora intestinal.
  • Tomar siempre los alimentos de digestión difícil, como la carne roja, antes de los de digestión fácil como puede ser una ensalada: De esta forma la carne ocupa la zona más baja del estómago, donde se acumula una mayor cantidad de jugos gástricos digestivos, esenciales para la correcta digestión de un alimento tan denso como la carne.
  • Incluir alimentos y sustancias antiinflamatorios y reparadoras de la mucosa intestinal: Por ejemplo, los alimentos ricos en vitamina D (huevos, pescado azul, mantequilla ecológica).
  • Masticar mucho los alimentos.

Suplementos beneficiosos en la hinchazón abdominal

Otras herramientas útiles para mejorar el problema de la hinchazón abdominal pueden ser ciertos suplementos que nos ayudan a aliviar los síntomas, a mejorar la digestión y a reparar nuestra mucosa intestinal y el equilibrio de la flora intestinal.

  • Las infusiones de anís, hinojo, jengibre, manzanilla, menta y melisa favorecen la eliminación de gases.
  • Las infusiones de achicoria, cúrcuma, diente de león, piña, papaya, menta-poleo, romero y salvia son especialmente útiles para mejorar la digestión de los alimentos.
  • El lino, la manzanilla, la menta y el malvavisco son curativos de la mucosa digestiva y útiles en caso de úlcera o gastritis.
  • El aloe vera es un laxante natural.
  • Los suplementos de enzimas digestivas en cada comida principal son muy útiles en casos de enfermedad gastrointestinal, edad avanzada o dieta pobre en enzimas naturales.
  • Los suplementos de ácidos grasos esenciales, vitamina D, aminoácidos (taurina, glutamina) y hongos medicinales (Hericium, Agaricus, Grifola frondosa) son muy útiles para la reparación de la mucosa intestinal.
  • La limpieza intestinal con ayuda del ayuno, la hidratación diaria adecuada, e incluso los enemas o la hidroterapia de colon en casos indicados.
  • Recuperar el equilibrio de la flora intestinal con ayuda de alimentos prebióticos y probióticos.

Las infusiones de anís, hinojo o manzanilla favorecen la eliminación de gases, y las de menta-poleo, diente de león o romero mejoran las digestiones.

A la hora de recurrir a la suplementación nutricional es muy importante contar con la ayuda de un profesional y seguir sus indicaciones, para evitar problemas derivados de efectos secundarios o una inadecuada prescripción de dosis.

Estilo de vida en la hinchazón abdominal

Nuestro estilo de vida también repercute en la hinchazón abdominal. Así, además de eliminar los alimentos y sustancias perjudiciales e introducir alimentos y suplementos beneficiosos, también podemos modificar algunas pautas de nuestro día a día:

  • Aplicar calor local no eléctrico sobre el abdomen después de la comida central del mediodía como pueden ser las manos, una manta, un cojín, una faja, etc. que aliviarán el malestar digestivo si existe y favorecen el proceso de digestión.
  • Descansar unos minutos tras la comida central del día, en posición sentada o semisentada, favorece la acción del sistema nervioso parasimpático, la relajación y la correcta digestión.
  • Hacer ejercicio físico moderado a diario, que activa el tránsito intestinal, favorece la eliminación de gases y ayuda a mantener el equilibrio saludable de nuestra flora intestinal.
  • Llevar a cabo una correcta gestión del estrés y realizar actividades relajantes como escuchar música tranquila, practicar algún hobby que nos guste, seguir alguna práctica de relajación o meditación, técnicas cuerpo-mente, etc. o tomar suplementos que mitigan los efectos del estrés (vitaminas del grupo B, magnesio, GABA). El estrés afecta profundamente la salud del intestino y el equilibrio de la flora intestinal y, en personas con hipersensibilidad visceral, agrava los síntomas.

Detrás de un problema de hinchazón abdominal hay un abanico más o menos amplio de posibles causas y, con ello, también una gran capacidad de intervención. Desde la nutrición, la suplementación y el estilo de vida podemos llevar a cabo grandes mejoras y retomar las riendas de nuestra salud intestinal, y con ello nuestra salud global.

Recuerda que toda la información publicada en esta web es a título meramente informativo y no sustituye la consulta con un profesional especialista. Nunca debería ser aplicada sin la supervisión de un médico o profesional de la salud. Porque cada persona es distinta, nunca lleves a cabo cambios nutricionales, de hábitos de vida o de ejercicio físico sin consultar previamente con tu médico.

¿Qué te ha parecido este artículo?
Déjanos tu comentario. Gracias.
Ayúdanos a compartir el conocimiento.

2 comentarios en “Hinchazón abdominal: causas y soluciones

  1. llevo haciendo ayuno 8 meses he perdido 14 kg pero a mí me sigue pasando lo de la inflamación me sigue pasando porque yo padezco de eso y no sé la causa porque no me la han averiguado está todo parado y no entonces no sé qué es lo que estoy haciendo mal.

Deja una respuesta

Responsable del fichero: ECommerce SDR SLU. Finalidad: Moderar comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Conservación: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado. Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Derechos: El interesado puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir sus datos enviando un email a datos@vidapotencial.com. Más info en nuestra Política de Privacidad