Todos los artículosEstilo de vidaMente

Fuerza de voluntad, compromiso y simplificar: ¿qué es la fatiga de decisión?

El término fatiga de decisión ha salido a la palestra a raíz de la pandemia de Covid-19. De repente, médicos y enfermeras se han visto obligados a tomar muchísimas decisiones cada día que afectaban en mayor o menor medida a la salud de las personas, en situaciones de mucho estrés y mucho cansancio físico y psicológico.

A partir de ahí se ha abierto un área de estudio buscando la forma de optimizar los procesos de toma de decisiones por parte del personal sanitario.

Qué es la fatiga de decisión

¿Sabías que se estima que para cuando llega la hora de irse a la cama, una persona ha tomado una media de 35.000 decisiones ese día? Tomamos decisiones constantemente, sin darnos cuenta, pequeños gestos que nuestro cerebro, casi por si solo, gestiona.

Y la inmensa mayoría de estas decisiones, a no ser que seas un médico de urgencias, un broker de bolsa o el CEO de una gran empresa, son menores y sin importancia. Decidir que zapatos ponerte por la mañana, desayunar cereales con fibra o sin ella, ir al gimnasio por la tarde, o cambiar de cadena de televisión mientras ves tu programa favorito… Todos esos gestos son decisiones diarias sin relevancia.

De media, tomamos unas 35.000 decisiones al día, la mayoría de ellas sin relevancia, pero que aún así suponen una carga para nuestro cerebro.

Pero eso no significa que no supongan un coste fisiológico para nuestro organismo, en este caso para nuestro sistema nervioso y para nuestro cerebro.

La idea detrás del concepto psicológico de la fatiga de decisión es que, tras la toma de múltiples decisiones, de gran relevancia o no, nuestra capacidad de decidir, de elegir entre varias opciones, disminuye.

fatiga decision

Coste energético de las decisiones

El cerebro requiere una gran cantidad de energía para funcionar. Aunque solo supone el 2% del peso del cuerpo, el cerebro consume el 20% de la energía que producimos. Cada una de esas 35.000 decisiones que tomas de media al día suponen no solo un gasto energético, sino además una carga de trabajo para el cerebro.

Las decisiones conscientes, como qué ponernos de ropa hoy, qué desayunar, o si vamos a ir primero a recoger a los niños al colegio o a dejar las camisas en la tintorería, se toman en el neocórtex, que es la parte más moderna del cerebro humano y la que más energía consume.

Pero a lo largo del día, a medida que procesamos información y vamos tomando decisiones, la capacidad para hacerlo va disminuyendo paulatinamente. El cerebro se cansa. Cuando eso ocurre, ya no somos capaces de decantarnos por ninguna opción, y es la parte del cerebro más antigua, el cerebro reptiliano, que funciona de una manera más autónoma, la que toma el mando.

Por la mañana tomamos las decisiones con el neocórtex, la parte más moderna de nuestro cerebro, pero según se va agotando, es el cerebro más antiguo el que decide.

Pero cuando es el cerebro reptiliano el que toma el control, las decisiones se hacen más impulsivas, emocionales y sin tener en consideración la información disponible.

Esto sucede, por ejemplo, cuando al final del día ya estamos muy cansados, hemos trabajado muchas horas y tomado muchas decisiones, y ante la duda de si cenar ligero y acostarnos pronto, o bien pedir comida rápida y quedarnos hasta tarde viendo la tele, gane la segunda opción. O nos compramos un reloj carísimo en la teletienda. O apostamos online grandes cantidades de dinero.

Qué afecta a la fatiga de decisión

En un conocido trabajo de investigación llevado a cabo por la Universidad de Columbia de Estados Unidos, se observó cómo la hora del día a la que tenía lugar la audiencia de prisioneros solicitando libertad condicional era determinante a la hora de recibir una resolución favorable, o desfavorable, para el interno.

El resultado del estudio mostró que, cuanto más tarde en el día tenía lugar la audiencia, menor era la probabilidad de que se aprobara una mejora en las condiciones del preso.

Al principio del día, los jueces están frescos y su capacidad para tomar decisiones es alta, pero a medida que avanzan las horas y ya han revisado muchos casos, la fatiga de decisión empieza a hacer mella, y, como les supone un mayor esfuerzo analizar el caso, deciden desestimar la petición y esperar a la siguiente vista, meses después. En esencia, no toman ninguna decisión.

La fuerza de voluntad está sobrevalorada

Otra ramificación negativa de la fatiga de decisión es que limita nuestra fuerza de voluntad.

La fuerza de voluntad no es ilimitada. Unas personas pueden tener más que otras, pero en todas ellas se va erosionando a lo largo del día a medida que nuestra capacidad para tomar decisiones va disminuyendo.

A medida que va disminuyendo nuestra capacidad de tomar decisiones, disminuye también nuestra fuerza de voluntad.

Cuando el neocórtex es incapaz de decidir por estar ya cansado, es la parte más primitiva del cerebro, el conocido como cerebro reptiliano, la que toma el mando. Esta parte, evolutivamente más antigua de nuestro cerebro, no tiene capacidad para procesar tantas variables como el neocórtex, funcionando de una manera más primaria… Y decidirá que nos comemos el donut, que podemos quedarnos en la cama un rato más o que otra copa de vino no es tan grave.

Por eso en este tipo de escenarios es muy importante tener rutinas y hábitos establecidos a los que atenernos sin necesidad de pensar. Es la diferencia entre la disciplina y la fuerza de voluntad: la primera es ilimitada, la segunda es finita.

Cinco estrategias para disminuir la fatiga de decisión

El problema de sufrir fatiga de decisión es, como vemos, doble.

Por un lado, podemos ver limitada nuestra capacidad para tomar decisiones importantes si previamente hemos malgastado esos recursos en decidir sobre cosas que no tienen gran impacto en nuestra vida.

Por otro lado, puede limitar nuestra fuerza de voluntad en momentos en la que nos es necesaria.

Las decisiones importantes, por la mañana

Podríamos pensar que la mejor hora para tomar decisiones dependerá del tipo de cronotipo: por la mañana si eres del tipo madrugador, y por la tarde si eres del tipo nocturno (u otras horas del día si eres de los intermedios).

Parece sin embargo que, según un estudio llevado a cabo entre jugadores de ajedrez donde es posible analizar de manera empírica el proceso de toma de decisiones, para la mayoría de nosotros el mejor momento para llegar a decisiones acertadas es por la mañana, independientemente de si eres de cronotipo madrugador o nocturno.

Planea tu jornada el día anterior

En la vida pasan cosas inesperadas, no podemos prever todo y tenemos que solucionar problemas y situaciones que se plantean sin haberlas previsto antes. Pero muchas de las cosas que hacemos en nuestro día son previsibles, o sabemos a priori que tendremos que decidir sobre ellas.

Elegir qué nos vamos a poner al día siguiente para ir a trabajar, qué vamos a tomar en el desayuno o si pasaremos por la oficina de correos antes o después del trabajo nos ahorrará tener que tomar esas decisiones al día siguiente por la mañana, ahorrando esa carga.

Cómo evitar la fatiga de decisión

Automatiza

En la medida de lo posible, consolida rutinas y hábitos que automaticen tu vida.

Por ejemplo, si adquieres el compromiso contigo mismo de ir al gimnasio los lunes y viernes a las 7 de la tarde, no tienes que gastar energía mental y tiempo decidiendo un lunes por la mañana si irás o no, o a qué hora.

Si cada día tienes que tomar un montón de decisiones como esta, sin duda serás víctima de la fatiga de decisión.

Si tienes que tomar decisiones por la tarde, come

En el estudio de los jueces y los reclusos solicitando libertad condicional, se vio que aunque por la tarde en general la tendencia era a evitar la toma de decisión sobre el asunto, sí se constató que había una ligera mejora en ese sentido después de comer. La ingesta de alimento en general supone un aumento del flujo de energía a nuestro cerebro y una recuperación parcial de la capacidad para tomar decisiones.

Simplifica

Hay una razón por la cual Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, va casi siempre vestido con una camiseta gris: quiere minimizar la fatiga de decisión. No quiere gastar la más mínima energía y tiempo en decidir nimiedades como puede ser qué ropa se pone por las mañanas.

Quizá eso sea un extremo, pero simplificar nuestra vida en ese sentido puede ayudarnos enormemente.

Limita tus opciones para evitar tener que escoger. Estrategias como desayunar siempre lo mismo o vestir siempre de la misma manera (a lo Steve Jobs o Mark Zuckerberg) es una, pero esto se puede llevar a más áreas de tu vida, como el trabajo o las relaciones sociales.

En conclusión

Tu capacidad para tomar decisiones y tu fuerza de voluntad no son ilimitadas y disminuyen a lo largo del día.

Hay acciones sencillas que pueden tener un impacto enorme en nuestra productividad, nuestra energía y nuestra capacidad para tomar las decisiones correctas, que a la larga y a la postre tendrán un efecto multiplicador en nuestra calidad de vida y nuestro bienestar.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Cuándo tomas tú las decisiones?

Déjanos un comentario. Gracias.

Todos los productos y contenidos ofrecidos por Vida Potencial (tales como, programas y cursos de nutrición, actividad física y vida saludable, libros, vídeos, artículos, posts, podcast, Vlogs y video-tutoriales) tienen naturaleza meramente informativa y divulgativa y en ningún caso constituye servicio médico o sanitario de ningún tipo ni sustituye la consulta con un médico especialista, por lo que no deben ser aplicados sin la aprobación previa y supervisión de un médico o profesional de la salud especializado, particularmente en casos de personas con patologías, lesiones, limitaciones o anomalías físicas o nutricionales o cualquier otra condición especial. Ninguno de los productos, servicios y contenidos ofrecidos por Vida Potencial pueden servir de consejo médico, diagnóstico, prescripción ni tratamiento de tipo alguno de dolencia, enfermedad o patología.

Ver referencias y estudios

1 Extraneous factors in judicial decisions.  Danziger et al. Columbia Business School, Columbia University, New York, EEUU.
2 Time to decide: diurnal variations on the speed and quality of human decisions. Leone M.J. et al. Universidad Torcuato di Tella, Buenos Aires, Argentina.
3 Decision fatigue: a conceptual analysis. Pignatiello G.A. et al. Case Western Reserve University, Cleveland, Ohio, EEUU.
4 Fighting decision fatigue. Stewart A.F. et al. Annals of Neurology, Volume 71, Issue 1.
5 Clinical decisions and time since rest break: an analysis of decision fatigue in nurses. Allan J.L. et al. Institute of Applied Health Sciences, University of Aberdeen, Aberdeen, Reino Unido.
6 Challenges to ego-depletion research go beyond the replication crisis: a need for tackling the conceptual crisis. Lurking J.H. y Miyake A. University of Colorado Boulder, Boulder, Colorado, EEUU.

Ayúdanos a compartir el conocimiento.

31 comentarios en “Fuerza de voluntad, compromiso y simplificar: ¿qué es la fatiga de decisión?

  1. Un gusto, no hace mucho los «descubrí» en la red. También soy médico y también hago Terapia Neural y Medicina Biorreguladora y de verdad este tema de la nutrición-alimentación que genera tantas opiniones, vale la pena escucharla de profesionales serios como me parece son Ustedes. Este artículo específico, me parece concreto y práctico. Muchas gracias.
    Gustavo González Marmolejo (Colombiano en Chile).

  2. Que interesante, hasta que no he leído vuestro artículo no había oído hablar de la fatiga de decisión. Como siempre, ciencia muy bien explicada.Tomo nota!😉Gracias

  3. Hola! Muchas gracias por todos los artículos que publican .Siempre aprendemos algo Soy de lasque toma las decisiones por la mañana ya quedé tardecita no tengo tanta energía.
    Lo de la ropa me pasa muchas veces,pienso en varias posibilidades y luego termino usando otra cosa distinta
    No había pensado cuántas veces decidía cosas a lo largo del día.Saludos desde Uruguay.Laura

  4. Muy útil como siempre. Tiendo a ser más creativa que lógica y por eso las rutinas me aburren. Pero creo que es una buna opción llegar a decisiones como las de ponerte un polo gris…. dándole su valor a lo realmente importante. Graduar el tipo de decisiones que tomamos e invertir tiempo en las más relevantes y rutina en las que no lo son.

  5. Hola buenas,soy un seguidor vuestro y no llego a comprender como tomamos 35000 decisiones al día si un día tiene 24 horas,menos 8 horas de sueño aproximadamente,en 16 horas o lo que es lo mismo 57600 segundos,o sea cada 1.65 segundos una decisión,me parecen demasiadas decisiones al día,muchas gracias

  6. Gracias por el artículo, ahora entiendo muchas de mis decisiones, intuitivamente he simplificado muchas cosas de mi vida y me resulta más fácil. También he optado por tomar decisiones rápidas para cosas no demasiado importantes, cuando tienes que tomar una decisión y le das muchas vueltas se hace muy agotador.

  7. Buenas tardes doctora Isabel.
    Muchas gracias por sus excelentes aportes, de verdad que han sido de gran ayuda para mí, pues me motivan cada día a mejorar y aponer en practica todos sus consejos.

  8. Hola! Saludos desde Argentina! muy bueno el artìculo. Ya habìa visto un video de Jesùs que toca alguno de estos temas, y lo vengo poniendo en pràctica con buenos resultados.
    Por ej. en mi trabajo como abogada, priorizo elaborar por la mañana las demandas o presentaciones importantes que requieren analisis y creatividad; y dejo para la tarde los trabajos de rutina o automàticos (como yo los llamo), que puedo hacerlos incluso escuchando mùsica que me encanta.
    Los sigo siempre! Son un gran equipo! saludos! Candela Lauga.

  9. muy bueno e instructivo, en mi caso, que de neuronas, nada,. desde que los conocí trato de a.plicar. La rutina de caminar por la mañana la incorporé. Gracias desde Fátima Argentina

  10. Soy Espe ,desde Bizkaia!
    Me cuesta entender por qué , hasta la fecha , les cuesta tanto a los profesionales de la medicina tradicional aunar sus estudios con todo lo relacionado con la alimentación diaria y hábitos. Pero a fondo, de verdad. No consejos de esos q todos conocemos….básicos.
    Un hurra por vosotros y GRACIAS¡¡
    Nos hacéis pensar… 😜

  11. Hola, un gusto saludarlos.
    Me ha parecido muy interesante la información. Nunca imaginé que mis indecisiones terminaran en fatiga de decisión y cansando a mi cerebro.
    Ahora entiendo porque algunas actividades que me propongo realizar por la noche me cuestan más trabajo que cuando decido hacerlas a primera hora de la mañana, definitivamente esas noches gana mi cerebro reptiliano.
    Pondré en práctica las 5 estrategias.
    Gracias.

  12. Lavado de cerebro previo a la automatización, a 1 paso de promover una app que tomará las desiciones por usted para que «no se le fatigue» la capacidad para tomarlas por sí mismo

  13. Muchas gracias.Nunca había oído hablar de la fatiga decisión.La vida que llevamos nos lleva a esa fatiga. La siento con frecuencia.Es agobiante.Mas cuando nuestro trabajo implica tomase decisiones y resolución constante de conflictos..
    Muchas gracias por la información!

  14. Gracias equipo por compartir estos temas cotidianos que nos permite reflexionar para mejorar nuestro modelo de vivir con calma y plenitud interior.
    Es verdad que por las mañanas tengo mas ideas y me programo las actividades que hacer…y por la tarde debo poner disciplina para cumplirlas sin agobio…
    Sois fantasticos y un regalo para todos teneros en las redes…un enorme abrazo!

  15. Chicos, sois geniales, buena pareja. Me encantan vuestros artículos, audios, videos, post….etc
    Siempre cargados de buena información y estudios. Lo recomiendo de verdad, un saludo.
    Gema , desde Santander (Cantabria).

  16. Hola. Gracias por el artículo, me ha parecido muy interesante, no conocía lo de la fatiga de decisión, ahora comprendo muchas cosas que nos pasan a mí marido y a mi por la noche cuando queremos concretar cosas para el día siguiente 😀😀, no podemos.
    Voy a buscar más información y si vosotros podéis recomendar algo más que esté interesante os lo agradecería.
    Como siempre un placer seguir vuestro canal. 🙏

  17. Si hay cosas que nos comen el coco son justamente esas preguntas cotidianas que muchas veces no hemos preparado con anticipación

    Un gusto leerles y compartir vuestra visión de vida
    Gracias miles

  18. Muchas gracias por el articulo, ahora soy mas conciente de que sin saberlo ,voy bien en mi camino,pues lo hacía inconscientemente y notaba que me relajaba planificar mi dia y hasta mi semana.
    Lo comparto con mis hijos para que disfruten de este conocimiento.
    Salud y un abrazo para todos!

  19. Me ha parecido un artículo muy interesante, como todo lo que haceis.
    Hay tácticas que ulilizo en mi día a día para poder simplificar, como las que explicais. Sin saber que era tan beneficioso
    Gracias por vuestra ayuda e información en temas tan interesantes

  20. Hola Isabel y pareja. Me ha gustado mucho este artículo. Pensando en mi vida, cómo tengo estructurado mi día a día, es exactamente como una de las estrategias que comentas. A veces hacemos cosas, nos comportamos de una determinada manera (casi siempre distinta a la gran mayoría) y luego descubres que tiene sentido, que sin saberlo, tus decisiones tienen una explicación científica. Yo sé lo que voy a comer y cenar todos los días de la semana (bueno, quizás los domingos somos más variables…) y eso me facilita muchísimo la compra y el no tener que pensar que ceno hoy o qué como mañana.
    Pero por otra parte, como dice Nasim Taleb, que me consta que os gusta y lo habéis leido, dice que lo mejor para ser antifrágil es la volatilidad, la aleatoriedad. La rutina no va con él. Qué opináis de esto?
    Un saludo. A ver si nos vemos alguna vez por Cantabria, que es mi zona preferida de España y siempre que puedo me escapo…

  21. En cada video, en cada artículo, es notoria la integración de conocimientos, la consideración práctica del tiempo para el lector, los conceptos modernos y el entusiasmo que dedican. Resulta todo un alimento orgánico y fresco para el lector je. Saludos desde Uruguay

  22. Hola Isabel, desde un primer momento me ha parecido una información de primer nivel, muy profesional y muy útil, la comparto con mis mejores amigos y familia. Gracias por vuestra seriedad en el tratamiento de la información.

  23. Me encantan los artículos de vida potencial. Gracias por informarnos de medidas saludables. Es un placer leeros

  24. Ahora entiendo porque por las noches soy incapaz de decidir algunas cosas, menos mal que si soy muy planificadora. Me ha parecido estupendo el artículo, muy coherente. Seguiros me ha hecho actualizarme. Gracias y seguid así.

Deja una respuesta

Responsable del fichero: ECommerce SDR SLU. Finalidad: Moderar comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Conservación: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado. Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Derechos: El interesado puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir sus datos enviando un email a datos@vidapotencial.com. Más info en nuestra Política de Privacidad