MenteTodos los artículos

Ansiedad: qué es y síntomas

La angustia o ansiedad es la emoción más común y universal y consiste en un sentimiento de nerviosismo, preocupación o inquietud por un hecho que podría ocurrir.

La enfermedad mental más común en Europa es la ansiedadafectando al 14% de la población de entre 14 y 65 años. Sus síntomas suelen aparecer en la adolescencia y aquellos que la sufren suelen desarrollar más enfermedades mentales a lo largo de su vida.

Qué es la ansiedad

Sentirse ansioso o preocupado de vez en cuando es una parte integral de la naturaleza humana, especialmente frente a condiciones estresantes del día a día. Forma parte de nuestros mecanismos de defensa y nos permite estar alertas y listos para actuar ante un peligro o una situación desconocida. Cierto grado de ansiedad no solo es normal, sino además deseable para adaptarnos al día a día.

A diferencia del miedo, que nos sucede cuando estamos viviendo algo que percibimos como peligroso, la ansiedad es la sensación de peligro ante la posible llegada de un hecho que sentimos como amenazante y que luego puede materializarse… o no.

La ansiedad es una sensación de un peligro, problema o amenaza que está por suceder aunque puede ser que no se materialice nunca.

Sin embargo, si se experimenta una preocupación persistente y excesiva con respecto a varias cosas sin ningún motivo en particular o se supera la capacidad de adaptación, estaríamos ante una situación de ansiedad patológica provocando síntomas físicos y psicológicos.

Las personas que sufren Trastorno de Ansiedad Generalizada o TAG (GAD por sus siglas en inglés) tienden a preocuparse demasiado por las tareas básicas del día a día, esperan siempre el peor resultado y, a menudo, se encuentran en una posición de desesperanza sin ninguna razón significativa.

Causas de ansiedad

La ansiedad aparece cuando no se puede lidiar con el estrés. Aún no se sabe a ciencia cierta por qué algunas personas tiene menor capacidad de gestión del estrés y acaban desarrollando un problema.

Entre las causas más comunes de ansiedad:

    • Pérdida de la función cerebral
    • Una separación
    • Problemas económicos
    • Recibir un diagnóstico de enfermedad crónica
    • Cambio de trabajo o de casa
    • Problemas familiares
    • Presión en el trabajo

Por otro lado encontramos también factores de salud como los causantes del TAG:

    • Factores genéticos, siendo más común en las mujeres
    • Baja autoestima: Culparse y menospreciarse constantemente.
    • Pensar siempre lo peor: las personas que siempre piensan en el peor de los casos a menudo también terminan teniendo TAG.
    • Consumo de sustancias: El consumo excesivo y regular de alcohol, cafeína y tabaco se ha relacionado con el TAG.
    • El uso de algunos medicamentos.
    • Una experiencia traumática, bien de forma reciente, o en el pasado.
    • Trastorno de estrés postraumático (TEPT)
    • Diabetes
    • Hipotiroidismo
    • Asma
    • Enfermedades inflamatorias intestinales (EII)

En estos casos de una posible causa médica de TAG, es aconsejable consultar a un médico.

Síntomas de ansiedad

Según la ADAA (Anxiety and Depression Association of America), si una persona tiene problemas para controlar la preocupación y la ansiedad durante más de 6 meses y tiene tres o más de los siguientes síntomas, está experimentando un trastorno de ansiedad generalizada. Estos son algunos signos y síntomas que pueden ayudar a identificar este problema:

    • Preocupación constante

Una sensación persistente de estar inseguro o estar “al límite” es uno de los signos más característicos del TAG.

    • Fatiga y tensión muscular

Se observan síntomas físicos como alta tensión muscular que pueden causar molestias, dolores e incluso una reducción de la movilidad.

    • Nerviosismo e inquietud

Las personas que tienen TAG pueden parecer bastante nerviosas constantemente y les resulta difícil concentrarse.

    • Palpitaciones y dolor torácico

En los estados de ansiedad de larga duración, las personas pueden presentar síntomas como palpitaciones e incluso dolor en el pecho (en casos graves).

    • Alteraciones del sueño

Una persona con ansiedad puede tener patrones de sueño irregulares y puede despertarse varias veces por la noche debido a las pesadillas.

    • Hiperventilación

Una respiración acelerada, por encima de las necesidades del cuerpo es frecuente en situaciones estresantes.

    • Problemas de concentración

Las personas que padecen ansiedad suelen tener dificultades para poder pensar en otra cosa o para concentrarse. Es frecuente que la mente se quede en blanco y sufran bloqueos.

Diferentes trastornos de ansiedad

TAG

Trastorno de ansiedad generalizada. Angustia, tensión y miedo por problemas y quehaceres diarios, como la escuela, el trabajo, las relaciones personales…

Trastorno de ansiedad por separación

Se muestra una ansiedad y miedos atípicos de separación de las figuras de apego. Es más habitual desarrollarlo durante la infancia, pero también puede manifestarse en edad adulta. Estas personas pueden sufrir desde pesadillas a síntomas físicos.

Mutismo selectivo

Aquellos que lo sufren son incapaces de hablar en situaciones sociales, a pesar de poder hablar en otras circunstancias. Es más habitual en niños pequeños que en adultos.

Fobia específica

Las personas que lo sufren , sienten miedo o ansiedad por situaciones u objetos concretos y tratan de evitarlos. El miedo que sienten suele ser desproporcional con respecto al peligro real que presenta ese objeto o situación. Puede ser fobia animal, de sangre (inyecciones), a lesionarse y situacional.

Trastorno de ansiedad social

Las personas que sufren este trastorno sienten un miedo intenso a ser objeto de escrutinio en situaciones sociales. Teme profundamente ser evaluado negativamente, ser avergonzado y/o humillado.

En la ansiedad o fobia social, los sugetos tienen una gran sensibilidad a las interacciones con otras personas por miedo a ser juzgado o ridiculizado.

Trastorno inducido por sustancias

En esta ocasione, los síntomas de ansiedad son debidos a la intoxicación o abstinencia de determinadas sustancias/medicamentos.

Pánico

Quienes sufren este trastorno experimentan atraques de pánico de forma inesperada y recurrente, lo que hace que se preocupen por tener más ataques de pánico. Suelen cambiar su comportamiento para intentar prevenir futuros ataques. Estos ataques de pánico son fuertes oleadas de miedo acompañadas de palpitaciones, sudoración, dificultad para respirar… Estos ataques pueden ocurrir sin previo aviso ni desencadenante.

Agorafobia

Miedos relacionados con salir de casa, entrar en comercios, acudir a lugares concurridos, viajar en transportes públicos como trenes, autobuses… Quienes lo padecen evitan estas situaciones por miedo a no poder escapar o no poder contar con ayuda en caso de sentir síntomas de pánico o síntomas embarazosos, tales como una caída, o incontinencia.

Cómo controlar la ansiedad

A pesar de no poder prever con certeza la causa que desencadena que una persona padezca este tipo de trastornos, hay una serie de medidas que pueden ayudar a reducir sus síntomas en el caso de sentirse ansioso:

    • Pedir ayuda. Lo primero es pedir ayuda en cuanto se empiezan a notar los síntomas. Como con muchos otros trastornos, cuanto antes se trate, más fácil será controlarlo.
    • Relajación. Ya sea con el yoga, la meditación, o la respiración, son muchas las estrategias que existen que pueden ayudar a reducir el estrés. Cada uno debe encontrar la que mejor le encaje. La llamada respiración en la caja es una técnica utilizada por el ejército para controlar la ansiedad de sus soldados en situaciones peligrosas.
    • Desencadenantes. Conocer y reconocer qué desencadena esa ansiedad hace que se tenga una herramienta para evitar esa situación o acción.
    • Actividad. Es importante participar en actividades placenteras y que nos hagan sentir bien, ya sea jardinería, un coro, la música, el grupo de yoga. La realización de estas actividades puede ayudar a dejar de pensar en las preocupaciones por un tiempo.
    • Ejercicio. Dedicar unos minutos al día a caminar o practicar algún deporte de tu agrado aumenta la sensación de bienestar. Son muchos los beneficios asociados a la práctica de actividad física a todos los niveles, físico y mental.
    • Alcohol y/o drogas. Es muy importante evitar el consumo de estas sustancias, puesto que su consumo puede provocar ansiedad o, encaso de tenerla, empeorarla. Pero si se es adicto a estas sustancias, la sola idea de pensar en dejarlas puede provocar una mayor ansiedad, por lo que es necesario realizar este proceso con ayuda médica.

    Tratamiento de la ansiedad

    Existen muchas formas naturales de ayudarnos a lidiar con la ansiedad: técnicas de relajación y respiración, el ejercicio físico, evitar el alcohol o las drogas…

    No puede compararse el TAG con enfermedades como el resfriado o la fiebre, que desaparecen tras 1 semana de medicación. Al igual que en el caso de muchos trastornos psiquiátricos, hay más posibilidades de controlar la ansiedad que de eliminarla por completo.

    Los trastornos de ansiedad deben tratarse bajo control médico, con terapia psicológica, farmacoterapia o una combinación de ambas.

    Algunas posibles estrategias que se puede utilizar incluyen limitar el uso de estimulantes, aprender técnicas de relajación, desarrollar mecanismos de afrontamiento saludables… aunque siempre en conjunción con una terapia adecuada de mano de un profesional.

    Todos los productos y contenidos ofrecidos por Vida Potencial (tales como, programas y cursos de nutrición, actividad física y vida saludable, libros, vídeos, artículos, posts, podcast, Vlogs y video-tutoriales) tienen naturaleza meramente informativa y divulgativa y en ningún caso constituye servicio médico o sanitario de ningún tipo ni sustituye la consulta con un médico especialista, por lo que no deben ser aplicados sin la aprobación previa y supervisión de un médico o profesional de la salud especializado, particularmente en casos de personas con patologías, lesiones, limitaciones o anomalías físicas o nutricionales o cualquier otra condición especial. Ninguno de los productos, servicios y contenidos ofrecidos por Vida Potencial pueden servir de consejo médico, diagnóstico, prescripción ni tratamiento de tipo alguno de dolencia, enfermedad o patología.

    Ver referencias y estudios

    1 Anxiety. Chand S. P y Marwaha R. Case Western Reserve Un/MetroHealth MC. Ohio, EEUU.
    2 What is an anxiety disorder? Craske M.G. et al. Department of Psychology, University of California, California EEUU.
    3 Anxiety disorders. Mayo Clinic.
    4 Exercise and Anxiety. Kandola A. y Stubbs B. Division of Psychiatry, University College London, London, Reino Unido.
    5 Anxiety Disorders. National Institute of Mental Health, U.S. Department of Health and Human Services, USA.
    6 Treatment of anxiety disorders. Bandelow B. et al. Department of Psychiatry and Psychotherapy, University Medical Center, Gottingen, Alemania.
    7 The Diagnosis and Treatment of Anxiety Disorders. Ströhle A. et al. Department of Psychiatry and Psychotherapy, Campus Charité Mitte (CCM), Berlín.

    ¿Qué te ha parecido este artículo?
    
    ¡Déjanos tu comentario! Gracias.
    Ayúdanos a compartir el conocimiento.

    Deja una respuesta

    Responsable del fichero: ECommerce SDR SLU. Finalidad: Moderar comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Conservación: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado. Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Derechos: El interesado puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir sus datos enviando un email a datos@vidapotencial.com. Más info en nuestra Política de Privacidad