fbpx ...

Alulosa: el último edulcorante

Basado en evidencia científica

La alulosa es un tipo de edulcorante de reciente aparición en el mercado. Tiene el sabor y la textura del azúcar, pero contiene muy pocas calorías y carbohidratos y, además, cuenta con beneficios para la salud.

Su fórmula química es la misma que la de la fructosa.

Cuando se utiliza para hornear carameliza como la sacarosa pero no afecta a los niveles de glucosa en sangre.

¿Cómo es posible?

Qué es la alulosa

La alulosa, D-alulosa o D-psicosa es un monosacárido epímero de la fructosa, es decir, presenta la misma composición química pero distinta estructura.

Se estima que tiene el 70% del poder endulzante del azúcar común o sacarosa.

Se clasifica como «azúcar raro» porque su presencia en la naturaleza es muy poco común. Según la International Society of Rare Sugars, existen más de 50 azúcares raros, destacando la arabinosa y la tagatosa además de la alulosa.

Se encuentra de manera natural, aunque solo en cantidades muy pequeñas, en las hojas de Itea, un género de plantas nativas del sureste asiático, y en algunos alimentos como los higos o las uvas pasas o el jarabe de arce.

alulosa epimero fructosa

 

Los primeros estudios han demostrado que puede ser beneficioso para la salud más allá de su poder edulcorante, pues se ha visto que es un potente regulador del metabolismo de la glucosa y la grasa, lo que lo convierte en una prometedora salida a la obesidad, la resistencia a la insulina y la diabetes tipo II.

Sin embargo, como ocurre con muchos sustitutos del azúcar, las investigaciones actuales no permiten predecir la seguridad y los efectos sobre la salud de su consumo a largo plazo.

Propiedades de la alulosa

La fórmula química de la alulosa es la misma que la de la fructosa, pero la disposición es diferente. Es esta diferencia estructural la que hará que el organismo metabolice la alulosa de forma completamente distinta a como metaboliza la fructosa.

El 75-85% de la alulosa consumida por el cuerpo humano se absorberá en la sangre desde el tracto digestivo y se excretará directamente en la orina sin metabolizar.

El resto se excretará con las heces excepto una pequeña cantidad que sufre fermentación.

La mayor parte de la alulosa ingerida se excreta por la orina sin metabolizar, y el resto pasará a las heces.

Para las personas con diabetes o azúcar inestable en sangre, la alulosa es un buen sustituto del azúcar porque no aumenta la glucemia ni la insulina.

La alulosa solo tiene 0,2-0,4 calorías por gramo, lo que equivale aproximadamente a la décima parte de las calorías presentes en el azúcar común.

Además, la alulosa tiene un comportamiento similar a la sacarosa en la cocina, por lo que se pude utilizar para la elaboración de productos horneados.

Beneficios de la alulosa para la salud

Control de la glucemia

A través de una reducción de varias enzimas digestivas y la competencia por transportadores (GLUT5 y GLUT2), la alulosa es capaz de reducir la glucemia postpandrial y la resistencia a la insulina, por un lado, y reducir el riesgo de diabetes tipo 2 mediante la protección de las células beta productoras de insulina en el páncreas, por otro.

Además, la alulosa transloca la enzima glucokinasa hepática, aumentando el uso de glucosa por parte del hígado para la síntesis de glucógeno. Por esta razón el uso de alulosa es tan interesante en individuos con diabetes tipo II, en los que el metabolismo hepático de la glucosa está alterado.

Anti-obesidad

Numerosos experimentos con animales han revelado que la alulosa también puede ayudar a quemar grasas a través de varios mecanismos como la estimulación de la oxidación de ácidos grasos o el aumento del gasto energético.

Todavía queda mucho por aclarar respecto de la función anti-hiperlipidémica de la alulosa, pero está siendo objeto de múltiples estudios por su potencial como terapia anti-obesidad.

alulosa es saludable

Prevención de la ateroesclerosis

A través de la supresión de varias proteínas relacionadas con la atracción  de macrófagos a las lesiones endoteliales vinculadas a la hiperglucemia, la alulosa podría ser beneficiosa en el tratamiento de la ateroesclerosis.

También ayudaría en este efecto anti-ateroesclerosis la regulación del metabolismo lipídico, con un aumento del colesterol HDL.

Anti-inflamatoria

La alulosa disminuye los niveles en sangre de citoquinas proinflamatorias, especialmente las procedentes del tejido adiposo IL-6, IL-1beta y TNF-alfa.

Además es capaz de aumentar las poblaciones beneficiosas de la microbiota con efecto sinérgico antiinflamatorio.

Antioxidante

Comparada con otros azúcares, la alulosa es más efectiva en la retirada de radicales libres y moléculas ROS.

Neuroprotectora

La alulosa podría jugar un papel en el tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas al aumentar los niveles intracelulares de glutation.

Contraindicaciones de la alulosa

Problemas gastrointestinales

Algunas personas pueden experimentar molestias en el tracto digestivo como hinchazón, gases y/o diarrea al consumir alulosa en grandes cantidades.

Es recomendable iniciarse poco a poco en el consumo de alulosa para minimizar el riesgo de estos síntomas y determinar su tolerancia.

Interacción con medicamentos

La alulosa puede interactuar con algunos medicamentos, particularmente con aquellos que son metabolizados por el hígado.

Si estás tomando algún medicamento o padeces alguna enfermedad que afecte al hígado, es importante que consultes a tu médico antes de consumir alulosa.

¿Es segura la alulosa?

En 2014, la FDA de EEUU aceptó la alulosa como sustituto del azúcar en varias categorías específicas de alimentos y fue catalogada como «generalmente reconocida como segura (GRAS)».

En el año 2019 fue la EFSA europea la que dictaminó el uso de la alulosa como seguro en alimentos y bebidas, siempre que se respeten las dosis máximas establecidas.

Tanto la FDA estadounidense como la EFSA europea consideran a la alulosa segura siempre que se respete la dosis máxima.

A este respecto, la EFSA considera que la ingesta diaria máxima de alulosa sería 0,4 gramos por kilo de peso corporal y el total diario no debería sobrepasar los 0,9 gramos.

A juzgar por los estudios existentes, la alulosa puede ser segura y es improbable que su consumo moderado cause problemas de salud.

Sin embargo, la mayoría de los estudios mencionados son estudios con animales o con muestras humanas pequeñas. Se necesitan más investigaciones antes de poder determinar si la ingestión prolongada en el tiempo de alulosa tendrá efectos secundarios perjudiciales.

Alulosa vs Eritritol

La principal diferencia entre la alulosa y algunos otros sustitutos del azúcar es que, técnicamente, es un «azúcar real» y, por ello, durante el proceso de horneado, se comporta como la sacarosa de uso común.

El eritritol tiene aproximadamente el 60% del poder edulcorante del azúcar de mesa.

Es un poliol y cuando se usa en pastelería, no carameliza como el azúcar real ni se disuelve.

Además, precisamente por ser un alcohol, ofrece una extraña sensación de enfriamiento cuando el alcohol se evapora al ingerirlo.

Alulosa: el último edulcorante 3

La alulosa no presenta el problema anterior. Su sabor y su curva de dulzor son muy similares a los de la sacarosa, sin regustos finales.

Pero una de las grandes ventajas de la alulosa frente al eritritol es que se hornea, carameliza (reacción de Maillard) y congela igual que el azúcar.

La capacidad de caramelización de la alulosa es importante en productos de panificación, golosinas y productos lácteos donde las coloraciones son deseables.

Hay que tener en cuenta que el dulzor de la alulosa es sólo el 70% del de la sacarosa, por lo que hay que añadir más alulosa, lo que puede aumentar el volumen del producto acabado.

Uno de sus inconvenientes a día de hoy es también su precio, aunque se estima que se hará competitiva en un futuro próximo.

La alulosa es un edulcorante de reciente aparición pero que ha revolucionado el mercado.

Además de su bajo contenido calórico y sus beneficios para la salud, su comportamiento en la cocina, similar a la sacarosa, y su palatabilidad lo han convertido en una excelente alternativa como sustituto del azúcar.

Aunque se ha demostrado que es seguro para el consumo humano en dosis moderadas, es necesario realizar más estudios para garantizar su uso a largo plazo y sus efectos sobre la microbiota intestinal y la salud metabólica.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Has probado la alulosa?

Déjanos un comentario. Gracias.

Todos los productos y contenidos ofrecidos por Vida Potencial (tales como, programas y cursos de nutrición, actividad física y vida saludable, libros, vídeos, artículos, posts, podcast, Vlogs y video-tutoriales) tienen naturaleza meramente informativa y divulgativa y en ningún caso constituye servicio médico o sanitario de ningún tipo ni sustituye la consulta con un médico especialista, por lo que no deben ser aplicados sin la aprobación previa y supervisión de un médico o profesional de la salud especializado, particularmente en casos de personas con patologías, lesiones, limitaciones o anomalías físicas o nutricionales o cualquier otra condición especial. Ninguno de los productos, servicios y contenidos ofrecidos por Vida Potencial pueden servir de consejo médico, diagnóstico, prescripción ni tratamiento de tipo alguno de dolencia, enfermedad o patología.

Ver referencias y estudios
1 Rare sugar d-allulose: Potential role and therapeutic monitoring in maintaining obesity and type 2 diabetes mellitus. Hossain Ak. et al. Faculty of Medicine, Department of Cell Physiology, Kagawa University, Japón.
2 D-psicose, a sweet monosaccharide, ameliorate hyperglycemia, and dyslipidemia in C57BL/6J db/db mice. Baek S.H. et al. Dept. of Food and Nutrition, Hanyang Univ., Seúl, Corea.
3 Dietary D-psicose reduced visceral fat mass in high-fat diet-induced obese rats. Chung Y-M. et al. Pharmaceutical Research Inst, CJ CheilJedang Corp, Corea.
4 O-isopropylidene derivatives of D-allulose (D-psicose) and D-erythro-hexopyranos-2,3-diulose. Cree G.M. y Perlin A.S. Canadian Journal of Biochemistry.
5 Study on the postprandial blood glucose suppression effect of D-psicose in borderline diabetes and the safety of long-term ingestion by normal human subjects. Noriko H. et al. Research and Development, Matsutani Chemical Industry Co., Japón.
6 Recent advances in d-allulose: Physiological functionalities, applications, and biological production. Zhang W. et al. State Key Laboratory of Food Science and Technology, Jiangnan University, China.
7 d-Allulose enhances postprandial fat oxidation in healthy humans. Kimura T. et al. Research and Development Department, Matsutani Chemical Industry Co., Japón.
8 D-allulose, a versatile rare sugar: recent biotechnological advances and challenges. Zhang W. et al. a State Key Laboratory of Food Science and Technology, Jiangnan University, Wuxi, Jiangsu, China.
9 D-Allulose is a substrate of glucose transporter type 5 (GLUT5) in the small intestine. Kishida K. et al. a Department of Science and Technology on Food Safety, Kindai University, Japón.
10 Transepithelial transports of rare sugar D-psicose in human intestine. Hishiike T. et al. Department of Applied Biological Science, Faculty of Agriculture, Kagawa University, Kita-gun, Kagawa, Japón.
Ayúdanos a compartir el conocimiento.

2 comentarios en “Alulosa: el último edulcorante”

  1. PATRICIA FERRO

    El afán por conseguir un sustituto para el azúcar es inmenso. Cierto es que los alimentos dulces son agradables al paladar pero ¿qué necesidad hay de ingerirlos? ¿No deberían enfocarse los esfuerzos hacia la disminución del consumo de azúcares de cualquier tipo? En lo personal no consumo azúcar añadida, si una receta de cocina lleva azúcar, la sustituyo con miel de abeja o maple.

    1. Maria de Aguiar

      Si, hay que disminuir la cantidad de azúcar, pero no se le puede dar miel de abeja o sirope de maple a un diabético o a una persona que está en una dieta de bajas calorías o bajo índice glucémico. Hay personas que les gusta de vez en cuando tomarse un café endulzado y la alulosa es segura, más que la miel, de hecho, esos dos endulzantes tienen una gran carga de fructosa y es el hígado el encargado de metabolizarlas, si tiene hígado graso o problemas con él, mejor tome alulosa. Si usted es una persona sana, excelente, si tiene problemas de salud la alimentación cambia. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

Puede interesarte…

Programas

Nutrición

Cursos

Entrenamiento

Descubre

Test de edad